Skip to content

Cena de Nochebuena.

December 22, 2012

20121221-152032.jpg

El día de Nochebuena, el sol moría en el bosque. Aferrándose al hielo en las ramas de los árboles, le arrancaba brillos cobrizos.

En una vereda había dos piedras sobresaliendo de la tierra a distancia justa entre sí para atrapar la pata de un joven ciervo.

Claro, un joven ciervo, ramoneando indolentemente, se quedó atrás de su grupo familiar, y atoró su pata ahí.
Y claro, preso de la trampa natural del bosque crepuscular, mugió su desventura. Un lobo y un hombre lo escucharon.

El hombre llegó primero. De inmediato levantó su rifle y le apuntó. Pero luego bajó los brazos, sonriendo.

-Pobre amigo. Te perdono; hoy es Navidad -dijo. -Y, además, yo vine a cortar un árbol, no podría con tu peso también.

Dejó el arma en el suelo y hablando para apaciguar al ciervo que se revolvía de pánico, se inclinó a liberar su pata.
No oyó acercarse al lobo, que cayó sobre su espalda, derribándole.
El ciervo huyó al instante. Y el hombre quedó ante el lobo.

-Perdona mi vida -gritó. -Hoy es Navidad. Yo perdoné al ciervo.

-Único día en que El Hombre tiene buenos sentimientos -rió el lobo.
-Solo le perdonaste porque no podías cargar con su cadáver y con el del árbol que ibas a cortar, yo te oí decirlo.
-Y además, ya tienes un rechoncho pavo en el horno esperándote, ¿no es así? Yo no tengo ningún pavo. Así que voy a cenarte.

-No, por favor -suplicó el hombre. Si solo quieres cenar, es cierto, tengo un pavo en el horno. Vamos a mi casa y te lo daré.
-Hoy no solo los hombres debemos ser buenos, también los animales deben ser mansos como El Cordero.
Actuemos como hermanos.

El banquete de pavo caliente animó al lobo más que el de hombre frío, y además, este parecía sincero. Lo haría, por El Cordero.

-Acepto, pero deja tu rifle -concedió el lobo.

Y lo nunca visto, humano y bestia marcharon juntos, y hasta conversando.

Al llegar a su casa, el hombre sacó el pavo del horno ante su estupefacta familia, y lo puso ante el lobo.
Mientras esperaba que enfriara un poco, para poder llevarlo entre las fauces, el animal se dejó acariciar por los niños. Luego de un rato, dio las gracias comedidamente y prendiendo el regalo entre los colmillos, enfiló hacia el bosque.

Antes de que se alejara demasiado, el hombre sacó su otro rifle y le disparó al lobo por la espalda, matándole.

-¡Estropeado el pavo! -dijo a sus hijos. -Pero sí habrá cena de Nochebuena; yo sé por donde está un ciervo que cojea.

@yuriikko

20121221-152329.jpg

Algunos amigos participaron creando un desenlace distinto para esta historia. ¿Cuál eligirían?

Final alternativo B, por @HugoDanielCaXo:

Antes de que se alejara demasiado, el hombre sacó su otro rifle y le disparó al lobo por la espalda, fallando.

El lobo se protegió detrás de un árbol, dejó el pavo, aulló… Miró al hombre, el hombre a los 40 lobos, y empezó a llorar.

Final alternativo C @_artillero

Entonces, una bruma mágica se levantó del helado suelo y apareció el ciervo. Se acercó al lobo y un hermoso haz los iluminó.

Ambos revelan su verdadera identidad: espíritus del bosque en busca de almas bondadosas que recompensar. Feliz Navidad, dicen.

Final alternativo D, por @AlterPoeta:

Pero el lobo recordó el triste rostro de los niños y regresó el pavo… y ocurrió que un gran mago pasaba por ahí y vio todo.
Y el mago premió la bondad de los corazones y les cumplió su más anhelado sueño. Hoy hay un lobo menos y un unicornio más.

Final alternativo E, por @pliniux:

Antes de que se alejara demasiado, el hombre sacó su otro rifle y le apuntó al lobo por la espalda.
El lobo alcanzó a escuchar un oportuno balido de alerta. En 2 saltos escapó. La bala unió la línea del rifle al ciervo.

Final alternativo F, por @jarek_no_tsuki

-Padre, ¿No tendremos cena de Navidad? -decían sus hijos, decepcionados. -Descuiden, encontraremos qué cenar.

El ciervo vio la triste escena, y se acercó a la familia. -Esta noche sí tendrán cena… Ciervo al horno.

Qué interesante conocer la visión e interpretación de distintas personas sobre un mismo cuento, y ver como unas cuantas líneas lo cambian completamente.

¿Alguien desea escribir otro final? Sería bienvenido en la sección de comentarios.

Gracias por leer.

@yuriikko

From → Puros cuentos

Leave a Comment

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: