Skip to content

La trabe rota

October 15, 2012

20121014-204543.jpg

Mujer con cajones. Dalí.

La trabe rota.

Un cuento existencialista de @Alexia_dSegura para el Curso de Historia y práctica del Cuento Hispanoamericano, que se imparte a través de la red social Twitter.

“En aquella esquina del café. La vida transcurría sin caminar, la gente existía sin ser. Y yo aquí con la misma cuerda de cada año*
Encontrarme entre tus recuerdos. Me asalta tu imagen oscura**
¿Porqué si me has dado la vida, haces que la maldiga diario?
Y yo no creo el cuento que de niña solías contarme. Dios da a elegir con que familia quieres estar. Sólo conozco lágrimas***
Soy el mantel descosido de la abuela. Si tan solo causo penas en tu vida y obstáculos en tu vuelo ¿qué es lo que hago aquí?
Y la cuerda abraza mi cuello, sus fibras rascan mi piel. La trabe de madera que uso para colgar el destino, ya es vieja****
Lo que más me pesa son las penas en el alma, las culpas jamás echadas en cara. Y yo aquí llorando el día de mi cumpleaños*****
Segundos antes de tu llegada. Al fin cobraré todas las lágrimas que durante 25 años de mi vida derrame******por ti. Después la nada*******
¿Podré aguantar otro año este dolor que me causa amarte? ¿Qué sentido tiene la vida sino es el de vivirla? ¿Acaso morir basta?
Del otro lado habrá olvido y culpas. De este lado vida y abandono. A tiempo de bajarme y fingir que vivo y soy. ”

*Falta punto.
**Punto.
***Punto.
****Punto.
*****Punto.
******Derramé.
*******Punto.

Comentarios:

Conmovida por este cuento. Es un gran avance, Alexia. Te felicito. Renunciaste en gran parte a las frases rimbombantes para contar con honestidad los pensamientos de una joven suicida. Que fue asumo, ¿violada por su padre en su niñez? ¿O maltratada por su madre? Pero tal vez me equivoco, tú acláramelo, Alexia. Ese detalle hay que revelarlo también en el cuento.
Todavía te falta simplificar más tu estilo, pero esto es un gran paso.
Historia bien estructurada, ideas bien definidas, párrafos bien separados. Mucha mejoría en la sintaxis. Te expresas más claramente. Solo una falta ortográfica, el acento en “derramé”. Tuviste más cuidado en la puntuación, a pesar de los 6 puntos y aparte que te “comiste”. Ya elegiste mucho mejor donde poner comas y donde puntos para separar las frases.

No voy a cambiar radicalmente los párrafos, voy a editarles lo que les sobra. Los restos de retórica poco útil, las redundancias y detalles innecesarios. El final sí lo reestructuro. Ya dirás que opinas.

Hoy en #10alas10 escribe este mismo cuento, por favor. Solo corrige lo que te menciono:
Dejaste dos cabos desatados:

1.¿Porqué mencionas el mantel descosido de la abuela? ¿Porqué la chica se parece al mantel? ¿Qué relevancia tiene este detalle en la historia?

2.¿En sus pensamientos, se dirigía a su padre o a su madre? ¿Qué le hizo esta o este?

Con lo que depuraré, quedará espacio para que Alexia cuente todo eso.

Labor de edición:

@alexia_dsegura: 1En aquella esquina del café. La vida transcurría sin caminar, la gente existía sin ser. Y yo aquí con la misma cuerda de cada año #10las10

Edición: “La vida transcurre sin caminar, la gente existe sin ser. ¿Yo? aquí con la misma cuerda de cada año.”

@alexia_dsegura: 2 Encontrarme entre tus recuerdos. Me asalta tu imagen oscura ¿Porqué si me has dado la vida, haces que la maldiga diario? #10las10

Edición: “Te recuerdo. Me asalta tu imagen oscura. ¿Porqué si me diste la vida, haces que la maldiga a diario?”

@alexia_dsegura: 3 Y yo no creo el cuento que de niña solías contarme. Dios da a elegir con que familia quieres estar. Sólo conozco lágrimas #10las10

Edición: “Ya no creo el cuento que de niña solías contarme. Dios da a elegir con que familia quieres estar. ”

@alexia_dsegura: 4 Soy el mantel descosido de la abuela. Si tan solo causo penas en tu vida y obstáculos en tu vuelo ¿qué es lo que hago aquí? #10las10

Edición: “Soy el mantel descosido de la abuela.* Dices que solo causo penas en tu vida. ¿Qué es lo que hago aquí?”

@alexia_dsegura: 5 Y la cuerda abraza mi cuello, sus fibras rascan mi piel. La trabe de madera que uso para colgar el destino, ya es vieja #10las10

Edición: “La cuerda abraza mi cuello, rasca mi piel. La trabe de madera que uso para colgar mi destino ya es vieja.”

@alexia_dsegura: 6 Lo que más me pesa son las penas en el alma, las culpas jamás echadas en cara. Y yo aquí llorando el día de mi cumpleaños #10las10

Edición: “Lo que más me pesa en mi cumpleaños, son las culpas que jamás te eché en cara.”

@alexia_dsegura: 7 Segundos antes de tu llegada. Al fin cobraré todas las lágrimas que durante 25 años de mi vida derrame por ti. Después la nada #10las10

Edición: “Cuando llegues, te cobraré las lágrimas de 25 años. Después, la nada.”

@alexia_dsegura: 8¿Podré aguantar otro año este dolor que me causa amarte? ¿Qué sentido tiene la vida sino es el de vivirla? ¿Acaso morir basta? #10las10

Edición: “No podré aguantar otro año el dolor de amarte. ¿Qué sentido tiene la vida si no se puede vivirla? ¿Morir alivia?”

@alexia_dsegura: 9 Del otro lado habrá olvido y culpas. De este lado vida y abandono. A tiempo de bajarme y fingir que vivo y soy. #10las10

Edición: “De un lado de la cuerda hay vida y culpas. Del otro lado, olvido. Estoy a tiempo de bajarme y fingir que vivo, que soy.”

@alexia_dsegura: 10 La cuerda se tensó, la respiración se dificultó. Lo que sostenía mi destino se rompió en dos. Sigo viva y con un dolor peor #10las10

Edición: “Elegí el olvido, pero la trabe del destino se partió en dos. Sigo viva, pero no. Acaso peor.”

Pongámoslo todo junto.

Versión de la editora:

“La vida transcurre sin caminar, la gente existe sin ser. ¿Yo? aquí con la misma cuerda de cada año.”

Te recuerdo. Me asalta tu imagen oscura. ¿Porqué si me diste la vida, haces que la maldiga a diario?

Ya no creo el cuento que de niña solías contarme, papá*. Dios no da a elegir con que familia quieres estar.

Soy el mantel descosido de la abuela.** Dices que solo causo penas. ¿Qué es lo que hago aquí?”

La cuerda abraza mi cuello, rasca mi piel. La trabe de madera que uso para colgar mi destino ya es vieja.

Lo que más me pesa en mi cumpleaños, son las culpas que jamás te eché en cara.

Cuando llegues, te cobraré las lágrimas de 25 años. Después, la nada.

No podré aguantar otro año el dolor de amarte. ¿Qué sentido tiene la vida si no se puede vivirla? ¿Morir alivia?”

De un lado de la cuerda hay vida y culpas. Del otro lado, olvido. Estoy a tiempo de bajarme y fingir que vivo, que soy.

Elegí el olvido, pero la trabe del destino se partió en dos. Sigo viva, pero no. Acaso peor.”

Este cuento ya es 95% Alexia. Suyo. Sin que yo lo altere. Excepto para limpiarlo de excesos y aclarar el final. Muy bien.

*Aclara por favor si se trata de la madre o del padre. E insinúa al menos qué fue lo que dañó tanto a la chica. ¿Violación, golpes?

**Lo del “mantel descosido de la abuela” lo dejo a condición de que Alexia nos aclare qué tiene que ver en la historia. Y si no tiene nada que ver, a borrarlo, es un cabo suelto.

Aquí la versión final reescrita por @Alexia_dSegura, siguiendo las recomendaciones hechas.

“La vida transcurre sin caminar, la gente existe sin ser.
¿Yo? aquí con la misma cuerda de cada año. Te recuerdo. Me asalta tu imagen oscura. ¿Porqué si me diste la vida, haces que la maldiga a diario? Tu* madre mía.
Ya no creo el cuento que de niña solías contarme. Dios da a elegir con que familia quieres estar.
Soy el mantel descosido de la abuela. Lo odias, aun lo conservas. Dices que solo causo penas en tu vida. ¿Qué es lo que hago aquí?
La cuerda abraza mi cuello, rasca mi piel. La trabe de madera que uso para colgar mi destino ya es vieja. No más violencia**
Lo que más me pesa en mi cumpleaños, son las culpas que jamás te eché en cara. Las palabras que cortaron mi alma.*** Tu desprecio.
Cuando llegues, te cobraré las lágrimas de 25 años. Después, la nada.
No podré aguantar otro año el dolor de amarte. ¿Qué sentido tiene la vida si no se puede vivirla? ¿Morir alivia? ¿salva?
De un lado de la cuerda hay vida y culpas. Del otro lado, olvido. Estoy a tiempo de bajarme y fingir que vivo, que soy.
Elegí el olvido, pero la trabe del destino se partió en dos. Sigo viva, pero no. Acaso peor. Llegaste mamá, bienvenida.”

*Tú. Y después de “tú”, faltaría una coma. Pero “Tú, madre mía” es una de esas frases a las que me refiero. No hagamos proferir palabras efectistas y teatrales a nuestros personajes. Dejémosles hablar como lo harían si fueran de carne y hueso.

Propongo:

“¿Porqué si me diste la vida, haces que la maldiga a diario? Madre.”

**Faltó un punto.

***Otra frase teatral. “palabras que cortaron mi alma”. Yo pondría punto después de “cortaron”. Punto y aparte. Sencillo.

“Lo que más me pesa en mi cumpleaños, son las culpas que jamás te eché en cara. Las palabras que cortaron.”

Y nada más. Dime, Alex, si aceptas estas sugerencias.

Las lección teórica sobre la corriente literaria que estudia este ejercicio puede consultarse en este mismo blog, bajo el título Minicurso de Cuento 9. Existencialismo.

Los cuentos escritos por los participantes del tema correspondiente a la semana se publican bajo el HT #10alas10 los miércoles a las 10 p.m. hora de México.

Gracias por leer.

@yuriikko.

From → Uncategorized

Leave a Comment

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: