Skip to content

La suicida /Nabor

October 3, 2012

20121002-215015.jpg

Soledad. Martín Fuccia.

La suicida.

Un cuento existencialista de @_artillero para el Curso de Historia y práctica del Cuento Hispanoamericano, que se imparte a través de la red social Twitter.

“La vida esta llena de tradiciones y costumbres absurdas que sólo* nos esclavizan y nos anclan.” ¿Casarse para formar un hogar? ¿pasar toda la vida trabajando para pagar impuestos? ¿mal comer para darte un pequeño lujo? Estupideces. Yo no nací para eso.**
La joven y hermosa cajera lo escucho durante horas, el tipo la había invitado a salir después de conocerla en aquel Samborn’s. ***
Un mes después vivían juntos, el tipo la había convencido de que ella llevara todos sus muebles al mugriento cuarto que rentaba.
Estaba plenamente enamorada y accedió a todo lo que le ordenó, compro**** a crédito aparatos, boletos y vacaciones para ambos.
El tipo, al principio cariñoso y cortez*****, pronto dio muestras de gran crueldad. La humillaba constantemente frente a conocidos, comenzó a pegarle y a reclamarle por todo, dejo de trabajar y se pasaba todo el día jugando ajedrez, su pasatiempo favorito.
En la intimidad era una bestia con ella, obligándola a cosas repugnantes sólo para satisfacer sus enfermos deseos y fantasías.
Ella adelgazó visiblemente. Estaba muy endeudada y hasta dejo****** de escribirle a su única hermana, que vivía en Norteamerica.*******
El tipo llego ********después de una larga noche de parranda, la encontró muerta, suicidio. -una********** más que no me aguanta- pensó riendo.

Epílogo- El letrero de la librería: “Gran torneo de ajedrez esta noche” el tipo entro, -este trofeo va a ser en tu honor, Reyna-.

*Solo.
**Faltó cerrar comillas.
***Sanborn’s.
****Compró.
*****Cortés.
******Dejó.
*******Norteamérica.
********Llegó.
*********Faltó iniciar con mayúsculas.

Versión de la editora, @yuriikko, servidora. La visión del personaje femenino de la historia de @_artillero.

La suicida.

“La vida esta llena de tradiciones y costumbres absurdas que sólo nos esclavizan y nos anclan.¿Casarse?
¿Pasar toda la vida trabajando para pagar impuestos? ¿mal comer para darse un pequeño lujo? Estupideces. Yo no nací para eso.”
La joven y hastiada cajera lo escuchó por horas. El tipo era cliente del Sanborn’s donde trabajaba. La había invitado a salir .

Al mes vivían juntos. Ella compró muebles para el mugriento cuarto que rentaba él. La creía “plenamente enamorada”. Imbécil.

Pero accedió a todo lo que él le ordenó; comprar a crédito lujos, aparatos, y un viaje para ambos.
Sabía que lo cariñoso se le pasaría pronto. Casi no podía esperar a que la humillara constantemente como seguramente haría.
Cuando él dejó de trabajar y comenzó a pegarle, casi no podía aguantar las carcajadas.
Al someterse a sus brutalidades en la cama, recordaba que él se pasaba jugando ajedrez todo el día, y sonreía.

En el sobre de la nota de suicidio, metió también todas las facturas de compras a crédito. Lo había puesto como aval.

La nota en sí solo tenía dos palabras: jaque mate.”

Fin.

¿Cómo se llegó a esta segunda versión? Primero comentemos las correcciones y sugencias para el texto original, paso por paso. El ejercicio se presenta a través de twitter, por lo que el cuento breve se presenta dividido en diez tweets, con opción a epílogo, bajo el HT #10alas10, por eso se conserva la numeración y el HT:

@_artillero: “La vida esta llena de tradiciones y costumbres absurdas que sólo nos esclavizan y nos anclan.” ¿Casarse para formar un hogar? 1 #10alas10

(“Solo” ya no lleva acento desde el 2010, sigo refunfuñando porque se lo quitaron, pero hay que obedecer. La frase “formar un hogar”, lugar común, la quitaría. Con “casarse” basta. )

@_artillero: ¿pasar toda la vida trabajando para pagar impuestos? ¿mal comer para darte un pequeño lujo?. Estupideces. Yo no nací para eso. 2 #10alas10

(Faltó iniciar con mayúscula. Después del signo de interrogación ya no se necesita poner punto)

@_artillero: La joven y hermosa cajera lo escucho durante horas, el tipo la había invitado a salir después de conocerla en aquel Samborn’s. 3 #10alas10

(“Sanborns”, con “n”. Es un apellido, no tiene que seguir la regla de que antes de “b” no debe ir “n” sino “m”. Faltó acento en “escuchó”. La “joven y hermosa” cajera, mesera o lo que sea, es un lugar común. Dale carácter propio a tus personajes, no los dejes en clichés. Yo la dejaría en “joven” y si buscara otro adjetivo, le pondría “aburrida” o “hastiada”. En los comentarios explico el porqué.)

@_artillero: Un mes después vivían juntos, el tipo la había convencido de que ella llevara todos sus muebles al mugriento cuarto que rentaba. 4 #10alas10

(Suena mejor separar las dos partes del párrafo con punto en vez de coma.)

@_artillero: Estaba plenamente enamorada y accedió a todo lo que le ordenó, compro a crédito aparatos, boletos y vacaciones para ambos. 5 #10alas10

(Mismo caso. Sustituyo la coma por punto. Falta acento en “compró” .
“plenamente enamorada” es una frase hecha. Crea tus combinaciones propias. O, si vas a usar una frase hecha, que sea bajo un enfoque no convencional. Hay que huir de los lugares comunes.)

@_artillero: El tipo, al principio cariñoso y cortez, pronto dio muestras de gran crueldad. La humillaba constantemente frente a conocidos, 6 #10alas10

(“Cortés” se escribe con “s”. “Muestras de gran crueldad”. Otra frase hecha.)

@_artillero: comenzó a pegarle y a reclamarle por todo, dejo de trabajar y se pasaba todo el día jugando ajedrez, su pasatiempo favorito. 7 #10alas10

(Falta acento en “dejó”. Una frase hecha más: “pasatiempo favorito”. Lo raro es que es lugar común y sin embargo nunca se lo he oído decir a nadie. ¿Quien dice “me la paso jugando ajedrez todo el día, es mi pasatiempo favorito”?. Así que lugar común y poco realista. Mejor hay que evitar esa frase.)

@_artillero: En la intimidad era una bestia con ella, obligándola a cosas repugnantes sólo para satisfacer sus enfermos deseos y fantasías. 8 #10alas10

(“Solo” no lleva acento. Lugar común y eufemismo: “en la intimidad”. No digo que seas explícito al contar este episodio, pero si vas a usar un lugar común, que sea al menos, uno más realista. Te lo cambio por “en la cama”, eufemismo y frase hecha también pero más cotidiano. “Enfermos deseos”, también, frase hecha.)

@_artillero: Ella adelgazó visiblemente. Estaba muy endeudada y hasta dejo de escribirle a su única hermana, que vivía en Norteamerica. 9 #10alas10

(Falta acento “dejó” y en “Norteamérica”. “Adelgazó visiblemente”, frase hecha. Entiendo que la chica va cayendo en postración, pero hay que contarlo más originalmente. El lector debe conocer personal e íntimamente al personaje para poder sentir compasión por él. Usa las frases dramáticas que tanto hemos oído ya, y se le resbalarán a la mayoría de la gente. El que menciones a su única hermana viviendo en otro país nos informa que la chica está “sola en el mundo”, pero esto aumenta el cliché .)

@_artillero: El tipo llego después de una larga noche de parranda, la encontró muerta, suicidio. -una más que no me aguanta- pensó riendo. 10 #10alas10

(Falta iniciar con mayúscula después del punto. Acento en “llegó”. Otro lugar común, es la “noche de parranda” tras lo cual encuentra muerta a la chica. Drama fácil. El cinismo del personaje, al ser tan obvio, hace poco verosímil el episodio. )

@_artillero: Epílogo- El letrero de la librería: “Gran torneo de ajedrez esta noche” el tipo entro, -este trofeo va a ser en tu honor, Reyna-. #10alas10

(Falta acento en “entró”. Creo que el epílogo no hacía falta. Para conectar el desenlace, con el pasatiempo favorito del personaje, se pudo emplear un recurso más sutil. )

Comentarios:

Es un cuento bien estructurado. Principio, desarrollo y final están bien definidos. Incluso el desarrollo está dividido en lo que en una novela podían ser capítulos. Hasta aquí, todo va bien. Pero el tema parece más de telenovela que de literatura. Todo el cuento es un cliché grandote. El tema ha sido demasiado usado, le falta intimidad para que sea un caso particular y no genérico. Y recordemos que el existencialismo es muy reflexivo. El personaje no reflexiona mucho, más que al principio. Afirma que no se someterá a las instituciones y normas sociales, pero su discurso no es existencialista, se queda simplemente en cinismo; si supiéramos las razones particulares de su comportamiento, tal vez hallaríamos más verosímil al personaje.
Luego de la breve reflexión, se sucede una acción cínica tras otra, hasta el punto de exagerar y saturar el cuento con la maldad del protagonista. Eso lo caricaturiza, lo hace un estereotipo, y el existencialismo es muy individualista.
Y parece ser que este personaje no cuestiona a la vida; al contrario, la acepta y la disfruta retorcidamente. El no tiene problemas existenciales. Es feliz siendo malo, como todo villano arquetípico.

Así que hice un ejercicio, @_artillero, di la vuelta a tu visión. Contaste desde el punto de vista del villano. Pero puedes intentar salir de tus patrones y pensar desde el punto de vista de la víctima. La empleada del Sanborns. Pero prohibido hacerla un cliché. ¿Qué podíamos hacer para que esta víctima sea diferente? Que no fuera realmente una víctima. Que se sometiera a todo, pero ni voluntaria ni involuntariamente. Dándole una indiferencia muy existencialista. Que no le importe ni endeudarse ni los golpes, ni la humillación. ¿Porqué a alguien le daría igual todo esto? Porque ha estado planeando suicidarse todo el tiempo. Su única amarga diversión era hacerle creer a él que aguantaba todo por amor. El engaño le daba una íntima satisfacción. Era una burla secreta.

Así fue “volteado” el cuento. Casi fragmento por fragmento. De lo que pensaba él a lo que pensaba ella.

Sutilmente se revela que de lo que ella estaba hastiada era de la vida y que antes de matarse se permitió una diversión: fintar a su contrincante en el juego escogido casi al azar. Hubiera sido el primero que la invitara a salir. Por eso en un mes ya se había ido a vivir con él.

El resultado de este “versioneo” ya lo han leído arriba. Espero sea ilustrativo.

Conservé las ideas de @_artillero, pero las volví de revés como un guante. A veces es más interesante ver las costuras que el humano trae por dentro, que el liso exterior.

Ah, en este cuento hay una frase que funcionaría como #minicuento. Es este:

“En el sobre de la nota de suicidio, metió también todas las facturas de compras a crédito. Lo había puesto como aval.”

El final de una historia da para imaginar muchas posibilidades de cómo empezó.

Bien, @_artillero, puedes desechar mi versión, como dije de su cuento “Postración” a @Jarek_No_Tsuki, pero no deseches un consejo: huye de los lugares comunes al escribir.

Espero te agraden las sugerencias. Y a todos los demás lectores, les sea útil el análisis, los comentarios y el ejercicio de “versioneo” de un cuento.

Taller del 2o. cuento existencialista de @_artillero.

Nabor.

Nabor manejaba su sucio taxi por las calles del centro histórico. Obeso, cuarentón, “cubierto de bronce azteca” gustaba decir.
Sudaba, fumaba mucho. Mediodía y nada bueno, dos viajes de a diez pesos, lo justo para un tamal y un café, ni un centavo más.
Frena violentamente cuando el auto delante suyo lo hace, se golpea el rostro. Con las manos en la cara observa. Manifestantes.
Aturdido por la intensidad, el desánimo sube, la sangre cae. El rostro de Nabor da lástima y lástima* al verlo. Lágrimas ácidas.
-¡Malditos güevones, maldito día, maldito país, maldita ciudad! ¡Siempre lo mismo, siempre esto lo otro, estoy harto! ¡pudranse**!
-ya*** no puedo más,**** la gas, los polis, todo.- dice Nabor aferrándose al volante. Observa con los ojos entrecerrados la marcha.
-No hay piedad, no la hay, no la hay y estos creen que van a lograr algo. Nada sirve, nada funciona, todo y todos están mal.-
-¡Pinches borregos, títeres!- Les grita bajando la ventanilla y tocando el claxón. Varios voltean a verlo de manera amenazadora. Enciende el motor. -¿la vida? Sin mí familia no es nada, mi hijito llama papá a otro, el mismo al que ahora “ama” mi esposa.-
-Ella hizo lo correcto, estarán bien.- Arranca a toda velocidad, directamente hacia los manifestantes. Sentencia: 40 años.

*Lastima.
**Púdranse. Y debió iniciar con mayúscula.
***También aquí debió iniciar con mayúscula.
****Aquí dividiría mejor las ideas, con un punto tras “ya no puedo más”, en vez de coma.

Comentarios:

Muy bien por Artillero, que tuvo mucho más cuidado con los acentos y la puntuación en este cuento. Hubo algunos deslices en este , pero bastantes menos.
Respecto a la estructura narrativa, está perfectamente ordenada. Felicidades por esto, Artillero.
El tema, no es, como dije a Vero del suyo, estrictamente existencialista pero es un acercamiento mucho mayor. Me recuerda una película de Michael Douglas, Día de furia. Un ciudadano común con un desequilibrio mental leve, se ve enfrentado a situaciones de tensión, incluyendo quedarse atascado en el tráfico, y esto hace que su condición se exacerbe. Hasta reaccionar muy violentamente.

Volviendo al cuento de Artillero, sobre todo me gusta el estilo. Se fue el dramatismo exagerado. Se logra retratar a un personaje más humano, más real. Es un avance enorme. Tuve dudas ante la repetición de “no hay piedad, no la hay, no la hay”, pero luego reflexioné. La desesperación hace repetir obsesivamente las cosas en muchos casos, así que aquí repetir la misma frase no es un recurso gratuito.

Hay, sin embargo, un párrafo de estilo discordante. El cuarto:

“Aturdido por la intensidad, el desánimo sube, la sangre cae. El rostro de Nabor da lástima y lástima* al verlo. Lágrimas ácidas.
4
#10alas10”

Estas palabras son muy rebuscadas. Y como resultado, no queda muy clara la idea. El juego de palabras entre “lástima” y “lastima”, aparte de que se echó a perder porque las dos se escribieron con acento, es muy trillado. Chantaje fácil. Mejor no usarlo. ¿Qué tal algo más sencillo?

“Aturdido, su desánimo crece, se le agolpa la sangre. El rostro de Nabor da lástima. Llora lágrimas ácidas.
4
#10alas10”

En el siguiente párrafo, el quinto, solo cambiaría algo. El personaje dice: “¡Siempre lo mismo, siempre esto lo otro, estoy harto!”

Esa sintaxis… Debería decir “siempre esto o lo otro”. Pero aprovechemos el error a nuestro favor. Hágamoslo una expresión coloquial, muy común. Así:

“Siempre lo mismo. ¡Que’sto, que l’otro!”

Hubo otra pequeña recaída en el drama fácil, en el penúltimo párrafo, cuando el personaje piensa esto:

” ¿La vida? Sin mí familia no es nada, mi hijito llama papá a otro, el mismo al que ahora “ama” mi esposa.”

Pero no es tan grave. Puede quitarse la cubierta artificial, redactando de forma más simple, para descubrir un sentimiento genuino de desesperanza en el personaje. Además, hay que ser congruentes al escribir. Si el personaje es zafio y malhablado, seguramente en su fuero interno no piensa palabras rebuscadas. “Al mismo que ahora ‘ama’ a mi esposa'” es poco verosímil viniendo de alguien que grita groserías. Propongo esto:

“Enciende el motor. -Mi vida no es nada sin mi Luis. Mijito… ya le dice papá al otro. Al que está con su mamá, con mi mujer.- 9
#10alas10”

Así quedaría con los pequeños cambios que propongo, y corregidas las faltas.

Versión de la editora:

“Nabor manejaba su sucio taxi por las calles del centro histórico. Obeso, cuarentón, “cubierto de bronce azteca” gustaba decir.
Sudaba, fumaba mucho. Mediodía y nada bueno, dos viajes de a diez pesos, lo justo para un tamal y un café, ni un centavo más.
Frena violentamente cuando el auto delante suyo lo hace, se golpea el rostro. Con las manos en la cara observa. Manifestantes.
Aturdido, su desánimo crece, se le agolpa la sangre. El rostro de Nabor da lástima. Llora lágrimas ácidas.

-¡Malditos güevones, maldito día, maldito país, maldita ciudad! ¡Siempre lo mismo, que’sto que l’otro, estoy harto! ¡Púdranse!
-Ya no puedo más. La gas, los polis, todo.- dice Nabor aferrándose al volante. Observa con los ojos entrecerrados la marcha.
-No hay piedad, no la hay, no la hay y estos creen que van a lograr algo. Nada sirve, nada funciona, todo y todos están mal.-
-¡Pinches borregos, títeres!- Les grita bajando la ventanilla y tocando el claxón. Varios voltean a verlo de manera amenazadora.
Enciende el motor. -Mi vida no es nada sin mi Luis. Mijito… ya le dice papá al otro. Al que está con su mamá, con mi mujer.-

-Ella hizo lo correcto, estarán bien.- Arranca a toda velocidad, directamente hacia los manifestantes. Sentencia: 40 años.”

Comentarios e ideas, bienvenidos y agradecidos.

@yuriikko

From → Uncategorized

Leave a Comment

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: