Skip to content

Yibrail y Kiklós

September 26, 2012

20120925-191711.jpg

Yibrail

Cuento surrealista por @Vero_IIM, analizado y comentado por @yuriikko

“Y como una nube los vi desaparecer, más no se* si sus almas cruzaban o descendían. Conté cada uno de sus milagros.
Les contaba indicándoles el camino por ese halo a la eternidad. Aún yo, también floté con mis lágrimas a la par.
Quise esperarlos así que me dupliqué, me desdoblé con tanta naturalidad como hacía antes…, de temer.
En mi alma, su alma. En mi mente su mundo. A la par de esa música irreal avanzaban y nos dejamos llevar.
Lágrimas angelicales, en su sabor vida dan y se van. Les quise capturar con mi mirada en ese sueño.
Cruzan almas, seres fantásticos. Yo les recibo, convivo, acompaño. Una, dos, tres, tantas veces esté.
Y así como les vi y me hice de ellos, una visión más.
Yo, ángel. Mis lágrimas flotantes no eran más que sus almas. Almas de seres que alguna vez vida; vida dieron.
Ese halo no era un paso, era mi visión de almas al vuelo y descenso. Descenso mío en su extinción.
Perpetua extinción del hombre, con sus cantos sangrientos de soberbia. Y en esa soberbia nuestra extinción.”

Fin.

*Sé.

Versión de la editora:

Yibrail.

“Aquel que a través de la humillación de otros,
espera la supremacía.”

“Ese quien, cuando es superado,
teme la propia pérdida de su fama, de poder, de honor, y favor; deseando con locura el infortunio de sus vecinos.”

“Aquel, tan lastimado
recibido, resentido, por venganza codicioso.
Y, que con enojo, busca dañar a los otros.”

Sobre la soberbia, la envidia y la ira en La divina comedia.

“Y como una nube los vi aparecer, más no sabía si sus almas cruzarían o descenderían. Conté cada uno de sus pecados y milagros.
Les contaba, indicándoles el camino por el halo, a la eternidad. Y yo floté a la par de ellos, en mis lágrimas.

Quise acompañar a cada uno, así que me dupliqué, me desdoblé con tanta naturalidad como hacía antes de temer.
Cada una de sus almas, en mi alma. En mi mente, su mundo. A la par de una música espectral, avanzábamos y nos dejábamos llevar.
Las lágrimas angelicales dan vida. Y cuando cesan, dan muerte. No quería dejar de llorar. Les quería capturar en mi mirada.
¡Si cruzaran, almas, seres fantásticos! Yo les recibiría, consolaría, acompañaría. Una, dos, tres, tantas veces estuviera.
Pero ustedes descenderán.

Y así, como les vi tan solos, fue que me hice un alma humana más.

Yo, Exángel, en mis lágrimas flotantes no soy más que un alma más. Todos, almas de seres que alguna vez vida dieron.
Desciendo con ellos a la extinción.

Perpetua extinción del hombre, con sus cantos sangrientos de soberbia. Y en esa soberbia nuestra extinción.

Fin.

Comentarios:

Lo titulé Yibrail, versión árabe de Gabriel. Claro, la autora puede modificar esto. Me gustó mucho este cuento porque me trajo reminiscencias de una obra clásica de la literatura, La divina comedia. Algo hay en el cuento de Vero que recuerda al excelso poema épico de Dante que describe la concepción cristiana de la vida después de la muerte: infierno, purgatorio y finalmente el cielo. Tener la perspectiva de un ángel, como la que da Vero, es interesante. ¿Es, acaso, un ángel que perdió su pureza e inmaterialidad convirtiéndose en humano? Me llama la atención que se mencione el pecado de soberbia como causa de la extinción de la humanidad. Me permití añadir al cuento un pequeño prefacio, citando unos versos de La divina comedia sobre este pecado, la soberbia, y otros dos más, la envidia y la ira. Creo que casi siempre van juntos. Según la teoría psicológica del pecado que Dante expone, la soberbia y la envidia tienen origen en la corrupción que sufre el amor mal enfocado. En este caso, el amor a sí mismo, mal dirigido, suele generar soberbia y envidia. El que desprecia a los demás no puede soportar que nadie más sea feliz, porque por soberbia cree que solo él se lo merece, por ser el único perfecto, entonces se enoja y ataca. Así nacen desde las peleas entre vecinos, hasta las guerras. Así que probablemente la soberbia sea un día, causa de la extinción de la humanidad. Bueno, estos versos quedarían ad hoc en el cuento. Al final me hubiera gustado poner otros sobre la compasión, que es lo que siente el ángel.

Ahora documento el proceso de edición.

Pongo mi nombre, Yuri (@yuriikko), antes de la propuesta de reestructura de cada párrafo. El texto original de los escritores va precedido de su correspondiente username.

Hay que dejar un poco más nítidas las ideas del cuento de Vero, reordenando la redacción. Aunque también hay que felicitarla porque mejoró considerablemente a comparación de su cuento pasado, que estaba lleno “de hoyos”. La estructura del cuento está bien definida; las ideas expresadas más claramente y casi no pierden la continuidad. Cada vez que hay un avance como este, me da mucha alegría.

@Vero_IIM: 1 Y como una nube los vi desaparecer, más no se si sus almas cruzaban o descendían. Conté cada uno de sus milagros. #10alas10

(Cambio “desaparecer” por “aparecer”, porque la desaparición de las almas llega al final, cuando descienden a la extinción. Si ya el narrador las vió desaparecer, entonces ya sabe que desciendieron, que no cruzaron. Hay que reestructurar eso para que sea coherente con el resto del cuento. Fuera de eso, solo añado “pecados” a los milagros, ya que esta historia se cuenta bajo la perspectiva de un ángel/hombre, cabe mencionar los dos. La humanidad es capaz de las dos cosas. Tal vez no sea capaz de hacer milagros sobrenaturales, pero sí obras de virtud extraordinaria. Y también, al extremo contrario, hacer crecer al vicio a magnitudes extraordinarias.)

Yuri: Y como una nube los vi aparecer, más no sabía si sus almas cruzarían o descenderían. Conté cada uno de sus pecados, y milagros.
1
#10alas10

@Vero_IIM: Les contaba indicándoles el camino por ese halo a la eternidad. Aún yo, también floté con mis lágrimas a la par. #10alas10

(Aquí hacía falta separar las ideas con comas. Y aclarar mejor que el ángel y las almas flotan en las lágrimas del primero. “Aún yo”, adorno retórico, sobra. Cambio el orden de las palabras para desaparecer hasta la mínima sospecha de rima, porque contamina, jaja.)

Yuri: Les contaba, indicándoles el camino por el halo, a la eternidad. Y yo floté a la par de ellos, en mis lágrimas.
2
#10alas10

@Vero_IIM: 3 Quise esperarlos así que me dupliqué, me desdoblé con tanta naturalidad como hacía antes…, de temer. #10alas10

(Aquí vamos a dejar más clara la idea popular del poder de multiplicación de los ángeles ¿cuantas veces cabe un ángel en la cabeza de un alfiler?Preguntaría García Márquez. Quisiera saber en qué tiene origen. He encontrado referencias literarias pero nada en angelología, jaja. Confirmo la idea de que el narrador antes era un ángel y luego se hizo humano. La pausa efectista de los puntos suspensivos sobra. Es demasiado obvio que se pretende ser dramático. Suena mejor el estilo sosegado que se usa en casi todo lo demás.)

Yuri: Quise acompañar a cada uno, así que me dupliqué, me desdoblé con tanta naturalidad como hacía antes de temer.
3
#10alas10

@Vero_IIM: 4 En mi alma, su alma. En mi mente su mundo. A la par de esa música irreal avanzaban y nos dejamos llevar. #10alas10

(Aquí debería ser “en mi alma, sus almas”. Son muchas. Pero respaldemos la idea del párrafo anterior, la multiplicidad. Poniendo “en cada una”. El adjetivo “irreal” es un recurso muy fácil cuando se quiere crear un ambiente irreal, precisamente. ¿Y si lo sustituimos con espectral? Suena menos obvio. Y hace figurarse una música de ecos fantasmales. Y como almas y ángel avanzan juntos, pongamos todo en plural y en el mismo tiempo verbal.)

Yuri: Cada una de sus almas, en mi alma. En mi mente, su mundo. A la par de una música espectral, avanzábamos y nos dejábamos llevar.
4
#10alas10

@Vero_IIM: 5 Lágrimas angelicales, en su sabor vida dan y se van. Les quise capturar con mi mirada en ese sueño. #10alas10

(Otra cosa que debe evitarse cuando se trata de crear una atmósfera onírica, es decir que todo es un sueño. Se echa a perder todo así, se rompe el encanto.
Además este párrafo cayó en la rima fácil “dan y se van”. Y en un lugar común: “capturar con la mirada”. Y añade un dato que no tiene relación con nada: el sabor de las lágrimas angelicales. Si lo vas a poner, tienes que explicar porqué ese sabor específico genera vida. En el surrealismo aparentemente aparecen detalles absurdos, pero tienen un significado simbólico. Y a esto del sabor no le hallo ninguno. Mejor se lo quitamos porque ibas muy bien, Vero, y este fragmento demeritaría tu cuento. Como en las funciones de los ángeles está (en el islam) poner las almas en los cuerpos, eso podría ser dar vida. Y como en el cristianismo se encargan de recoger las almas de los recién fallecidos, eso podría ser dar muerte. Como este ángel es compasivo, no quiere dar muerte. Aquí mi propuesta… Cambiar “con” por “en” es una minucia, pero le da otro sentido a una frase trillada.)

Yuri: Las lágrimas angelicales dan vida. Y cuando cesan, dan muerte. No quería dejar de llorar. Les quería capturar en mi mirada.
5
#10alas10

@Vero_IIM: 6 Cruzan almas, seres fantásticos. Yo les recibo, convivo, acompaño. Una, dos, tres, tantas veces esté. #10alas10

(No quisiera alterar la brevedad de este fragmento, pero “convivo”, no puede ir así. “Les recibo” y “les acompaño”, está bien. Pero “les convivo” no. Tendría que ser “convivo con ellos”. Y se rompe la armonía de las tres palabras que querías poner juntas. La cambiaré por “consuelo”. Y hasta ahora había entendido que el “cruzar” de almas era al cielo. Supongo. A la vida eterna. Y que el “descenso” era no al infierno, sino a la nada, a la muerte definitiva, a la desaparición. Entonces ¿porque cruzan unas almas aquí? ¿No todas desaparecían al final? Pongo un “si cruzaran” en vez de “cruzan” y así el ángel habla de lo que pasaría si las almas se salvaran. Lo que no es el caso en el cuento. Y para conservar la coherencia de esta idea, cambio tiempos verbales y el punto tras fantásticos, por signos de exclamación. Para expresar el ferviente anhelo del ángel de que se salvara la humanidad.)

Yuri: ¡Si cruzaran, almas, seres fantásticos! yo les recibiría, consolaría, acompañaría. Una, dos, tres, tantas veces estuviera.
6
#10alas10

@Vero_IIM: 7 Y así como les vi y me hice de ellos, una visión más.
#10alas10

(Aquí hay redundancia de ideas: “los vi” y “visión”. Y además la frase es confusa. ¿”Me hice de ellos una visión más”? ¿Utilizó a las almas para hacerse una visión? ¿Se refiere a que todo fue una alucinación? Eso tampoco se dice en una historia surrealista. Le quitas lo surrealista, pues. Veamos que te parece mi propuesta… Es importante poner un punto y aparte. Aquí se acaba el pasado. Y el ángel empieza a contar en presente hasta el fin. Porque si se extinguió en la nada junto con los hombres, ¿cómo podría contar su extinción en pasado?)

Yuri: Pero ustedes descenderán.

Y así, como les vi tan solos, fue que me hice un alma humana más.
6
#10alas10

@Vero_IIM: 8 Yo, ángel. Mis lágrimas flotantes no eran más que sus almas. Almas de seres que alguna vez vida; vida dieron. #10alas10

(Aquí después de “vida” no es pertinente punto y coma. Una simple coma queda mejor. Pero aunque comprendo que la repetición de la palabra vida trata de dar un efecto dramático, creo que es innecesario. Ya la historia tiene fuerza suficiente. Cuando se cuenta algo trágico, el dolor ya está en la historia; insistir con el dramatismo en el estilo, lo abarata. Mejor solo dejemos una sola vez la palabra vida. Y como el ángel ya no es ángel, es un ex. Ya estaba claro que las almas eran las lágrimas y viceversa. Cambiamos ligeramente la idea.)

Yuri: Yo, Exángel, en mis lágrimas flotantes no soy más que un alma más. Todos, almas de seres que alguna vez vida dieron.

@Vero_IIM: 9 Ese halo no era un paso, era mi visión de almas al vuelo y descenso. Descenso mío en su extinción. #10alas10

(Otra vez se rompe el encanto al aclarar que no había tal paso al más allá. Y además, se contradice con la siguiente idea, que el ángel desciende con ellos a la extinción. Quitemos la primera y dejemos la segunda. Solita es efectiva.)

Yuri: Desciendo con ellos a la extinción.

@Vero_IIM: 10 Perpetua extinción del hombre, con sus cantos sangrientos de soberbia. Y en esa soberbia nuestra extinción. #10alas10

(El final lo dejo intacto.)

Ahora el cuento de @artillero inspirado en la misma pintura. Qué interesante conocer la tan diferente impresión que puede causar una obra de arte en personas distintas.

Kyklós

Cuento surrealista por @_artillero, analizado y comentado por @yuriikko

“Pálidos, los zarcillos de la bruma se retiran. La avioneta arde en las dunas de este desierto eterno, sangre cálida en mi .
*un hombre me observa desde el horizonte, su faz cambia de forma a cada instante, desde la cintura su túnica; insectos engarzados en oro.
Su voz resuena en mi mente, en muchos idiomas a la vez; -soy Hermes, el realizador- dice, con la apariencia de un rugiénte** león, ***
Tras el****, un séquito de núbiles massai portan jarrónes***** con las entrañas del faraón. Le pregunto por el Cairo,-Sigueme******- dice.
Trayecto, la obra de Hermes, zigurats y murallas, jardines y pirámides. Llegamos a un oasis, una cascada azul que sube al cielo, un titánico ser corre hacia nosotros, vasta, imponente, Esfinge. El enorme rostro a un metro del mío, sus ojos color petróleo ríen divertidos; -¡Pensé que eras un juguete!-. Hermes me habla; -es mi creatividad, poderosa y traviesa, te derribo sin saber-.
Tras el oasis, cientos de Lammasu y Grifos forman letal guardia al paso de El Realizador. Mi piel se cubre de noche y estrellas
LLegamos******* a una pila de piedras, sobre ella flotan, en caótico remolino, pergaminos y papiros escritos con sangre, llueve oro.
Máscara de madera, rostro de Anubis, Hermes ríe y juega con una hiena; -Que el vino de tu vida fluya- dice, el viento me eleva.
Epílogo. Las calles de El Cairo, los nativos me rehuyen, un teniente del ejército inglés me dice: “raro******** tatuaje, ¿un tercer ojo?”

*Inició con minúscula.
**Coma en vez de punto.
*** Acento en “él”.
****”Rugiente” no lleva acento.
*****”Jarrones” no lleva acento. Supongo que primero escribió “jarrón” y luego “jarrones”, olvidándose de quitar el acento.
*****”Sígueme” lleva acento en la i.
******Solo la L inicial debe ser mayúscula.
******Debía iniciar con mayúscula.

1. Originalmente el cuento decía “sangre en mi mano”, pero @_artillero me avisó que pretendía escribir “sangre en mi rostro”. Simplemente se equivocó. Suele suceder al escribir directamente en twitter, sin borrador. Hice el cambio, pero entonces ya no cabía en el tweet por un caracter. En la edición se arregla todo, sin embargo. Solo ruego a @_artillero mucho cuidado con las faltas marcadas. Sé que no las comete por ignorancia sino por distracción; que si revisa, él mismo las notará y entregará un texto impecable.

Versión de la editora:

Kyklós.

Pálidos, los zarcillos de bruma se retiran. La avioneta arde en las dunas de este desierto eterno. Sangre cálida en mi rostro.

En el horizonte, un hombre de faz que cambia de forma a cada instante, me observa. Su túnica lleva insectos engarzados en oro.
Su voz resuena en mi mente en muchos idiomas a la vez: -soy Hermes, El Realizador- dice, con la apariencia de un rugiente león.
Tras él, un séquito de núbiles massai portan jarrones con las entrañas del faraón. Le pregunto por el Cairo. -¡Sígueme!- Manda.

Trayecto. La obra de Hermes: zigurats, murallas; jardines y pirámides. Llegamos al oasis de la cascada azul ascendente al cielo.

¡Un titánico ser corre hacia mí y me derriba! Es una vasta, imponente, Esfinge. Su enorme rostro queda a un metro del mío. Sus ojos de petróleo ríen, divertidos. -¡Pensó que eras un juguete!- Dice Hermes -es mi creación, poderosa y traviesa. ¡Jugaba!-.

Tras el oasis, cientos de Lammasu y Grifos forman letal guardia al paso de El Realizador. Mi piel se cubre de noche y estrellas.

Llegamos a una pila de piedras. Sobre ella flotan, en caótico remolino, pergaminos y papiros escritos con sangre. Llueve oro.

Sin máscara, con su rostro de Ibis, Hermes ríe y juega con una hiena. -Que el vino de tu vida fluya- dice. El viento me eleva.

Epílogo.

Las calles de El Cairo. Los nativos me rehuyen. Un teniente del ejército inglés me dice: ‘raro tatuaje, ¿un tercer ojo?'”

Listo. Ahora documento el trabajo con el que se llegó a esta versión editada:

@_artillero: 1 Pálidos, los zarcillos de la bruma se retiran. La avioneta arde en las dunas de este desierto eterno, sangre cálida en mi mano. #10alas10

(Va mejor punto y seguido que coma para separar las ideas.)

Yuri: Pálidos, los zarcillos de bruma se retiran. La avioneta arde en las dunas de este desierto eterno. Sangre cálida en mi rostro.
1
#10alas10

@_artillero: 2 un hombre me observa desde el horizonte, su faz cambia de forma a cada instante, desde la cintura su túnica; insectos engarzados en oro.

(Faltó el HT, comprendo que la descripción de la escena es importante, pero hay que hacerlo dentro de los caracteres disponibles. No me decidía a sacrificar, en la edición, ni el horizonte ni los insectos engarzados en la túnica a partir de la cintura. Al fin me decidí por quitar ese último detalle. De todos modos el lector se imagina la túnica recamada de insectos. Lo demás consistió en reordenar las frases para facilitar la comprensión de la lectura.)

Yuri: En el horizonte, un hombre de faz que cambia de forma a cada instante, me observa. Su túnica lleva insectos engarzados en oro.
2
#10alas10

@_artillero: 3 Su voz resuena en mi mente, en muchos idiomas a la vez; -soy Hermes, el realizador- dice, con la apariencia de un rugiénte león, #10alas10

(Suprimo la coma tras “mente”, no la necesita. Y cambio punto y coma por dos puntos antes del diálogo de Hermes. Pongo “El Realizador” con mayúsculas para que tal nombre se lea más soberbio e imponente. Quito el acento en “rugiente”.)

Yuri: Su voz resuena en mi mente en muchos idiomas a la vez: -soy Hermes, El Realizador- dice, con la apariencia de un rugiente león.
3
#10alas10

@_artillero: 4 Tras el, un séquito de núbiles massai portan jarrónes con las entrañas del faraón. Le pregunto por el Cairo, -Sigueme- dice. #10alas10

(Pongo acento a “él”. Cambio coma por punto tras “el Cairo”. Acentúo y añado signos de exclamación a “sígueme” para que suene más enérgico. Al fin es un dios, jaja. Si yo hubiese sido una antigua griega, seguramente adoraría a Hermes, porque es el dios del atletismo y de la literatura. Dos de las cosas que más amo. Ah y de los viajeros. También me ayudaría porque siempre ando de Yuri Errante, jaja. En este cuento Hermes andaba, claro, de viaje. Y creo que también es dios de la prudencia. Esa cualidad me gusta.)

Yuri: Tras él, un séquito de núbiles massai portan jarrones con las entrañas del faraón. Le pregunto por el Cairo. -¡Sígueme!- Manda.
4
#10alas10

@_artillero: Trayecto, la obra de Hermes, zigurats y murallas, jardines y pirámides. Llegamos a un oasis, una cascada azul que sube al cielo, #10alas10

(Fue complicado corregir la redacción; me gustaba, aunque pareciera abusar de la “y” que dijera “zigurats y murallas, jardines y pirámides. Suena épico. Pero como no cabía todo en los benditos 140 caracteres, ¡adiós! me despedí triste, de un “y”. Es que hay que ser muy exacto para describir tanto en un tweet. El trayecto y lo que ven en él, el oasis y la cascada. Pero quedó así…)

Yuri: Trayecto. La obra de Hermes: zigurats, murallas; jardines y pirámides. Llegamos al oasis de la cascada azul ascendente al cielo.
5
#10alas10

@_artillero: 6 un titánico ser corre hacia nosotros, vasta, imponente, Esfinge. El enorme rostro a un metro del mío, sus ojos color petróleo #10alas10
@_artillero: 7 ríen divertidos; -¡Pensé que eras un juguete!-. Hermes me habla; -es mi creatividad, poderosa y traviesa, te derribó sin saber-. #10alas10

(Aquí dejé juntos dos tweets porque el párrafo continúa de uno a otro. No está mal, porque es un cuento breve enviado por partes, pero confunde un poco. Y además, limpiando la redacción todas las ideas caben bien en fragmentos separados. Es cuestión de reordenar. Incluso hay más coherencia así. El lector sigue mejor el hilo.)

Yuri: ¡Un titánico ser corre hacia mí y me derriba! Es una vasta, imponente, Esfinge. Su enorme rostro queda a un metro del mío.
6
#10alas10

Yuri: Sus ojos de petróleo ríen, divertidos. -¡Pensó que eras un juguete!- Dice Hermes -es mi creación, poderosa y traviesa. ¡Jugaba!-.
7
#10alas10

@_artillero: 8 Tras el oasis, cientos de Lammasu y Grifos forman letal guardia al paso de El Realizador. Mi piel se cubre de noche y estrellas. #10alas10

(Aquí @_artillero mismo usa Mayúsculas para El Realizador. Dejo intacto el fragmento.)

@_artillero: 9 LLegamos a una pila de piedras, sobre ella flotan, en caótico remolino, pergaminos y papiros escritos con sangre, llueve oro. #10alas10

(Corrijo la segunda “L”, que debe ser minúscula. Estoy segura que fue un “dedazo”. Y cambio una coma por un punto para dividir las ideas, y dar contundencia a la última.)

Yuri: Llegamos a una pila de piedras. Sobre ella flotan, en caótico remolino, pergaminos y papiros escritos con sangre. Llueve oro.
9
#10alas10

@_artillero: 10 Máscara de madera, rostro de Anubis, Hermes ríe y juega con una hiena; -Que el vino de tu vida fluya- dice, el viento me eleva. #10alas10

(Aquí yo había sugerido que en vez de que Hermes se pusiera una máscara de madera de Anubis, se quitara la máscara de hombre y quedara al descubierto su cabeza de ibis. Porque el equivalente egipcio al dios Hermes, es el dios Tot. O Dyehuty, representado con cuerpo de hombre y cabeza de ibis. Dios de la sabiduría, la escritura y la música. @_artillero puntualizó que de hecho su historia es sobre Hermes Trismenegisto, no del Hermes griego, aunque son dos representaciones del mismo dios. Solo cambio punto y coma por punto, y la otra coma por punto..)

Máscara de madera, rostro de Anubis, Hermes ríe y juega con una hiena. -Que el vino de tu vida fluya- dice. El viento me eleva.
10
#10alas10

@_artillero: Epílogo. Las calles de El Cairo, los nativos me rehuyen, un teniente del ejército inglés me dice: “raro tatuaje, ¿un tercer ojo?”

(Otra vez, casi intacto. Cambio una vez más una coma por punto. Usas demasiado las comas, Artillero. Divide y separa frases también con puntos. Lee en voz alta tus textos, y te darás cuenta donde es mejor poner unas y otros.)

Yuri:
Epílogo.
Las calles de El Cairo. Los nativos me rehuyen. Un teniente del ejército inglés me dice: “raro tatuaje, ¿un tercer ojo?”

Comento que el epílogo es válido si agrega algo relevante. En este caso revela porqué el narrador tenía sangre en el rostro, al principio del cuento. Sin embargo, rompe el encanto un poquito. Se descubre así que no viajó físicamente junto a Hermes. Que fue una visión de su tercer ojo. Al menos esto no es tan convencional como decir que se despertó de un sueño; un tercer ojo puede explicar una bilocación mística, por eso lo conservo. Pensaba que por tratarse de ejercitar el surrealismo, era válida esta mezcla de detalles de las culturas mesopotámica, griega, egipcia e hindú. @_artillero me enteró de que en las culturas referencias a las culturas egipcia, asiria y babilónica hay referencias a Hermes Trismegisto. Le pusimos por nombre al cuento, Kyklós. Ya que el tercer ojo para la cultura hindú es uno de los siete chakras, palabra proveniente del griego antiguo kiklós, ciclo, círculo, puede unir dos de las culturas mencionadas. La griega y la egipcia se unen solas en el personaje de Hermes, divinidad con su doble egipcio: Dyehuty.

Esta fue la tercera entrega del taller de cuentos surrealistas elaborados dentro del Curso de Historia y Práctica del Cuento Hispanoamericano. El curso se lleva a cabo a través de twitter y los ejercicios prácticos se presentan los miércoles 10. p.m., hora de México, bajo el HT #10alas10.

La corriente que correspondió ejercitar esta ocasión, fue el surrealismo. Si desean pueden consultar en este mismo blog la lección teórica: Minicurso de Cuento 9. Cosmopolitismo. C. Surrealismo.

Correspondió analizar las historias de @Vero_IIM y @_artillero inspiradas en la pintura surrealista de Leonora Carrington publicada arriba.

Eso es todo, gracias por leer, bienvenidos comentarios e ideas, de todos, pero sobre todo de los escritores de estos cuentos. ¿Qué les pareció?

P.D. Recibí un comentario de @_artillero, el escritor de Kiklós. Lo transcribo aquí directamente porque él desea explicar personalmente su cuento.

“Como comentabas lineas arriba, “Qué interesante conocer la tan diferente impresión que puede causar una obra de arte en personas distintas.” Totalmente de acuerdo, sobre todo tratándose de una pintura y mas si es, como en este caso, una pintura surrealista.
El hecho de que consideraras que estaba refiriéndome a el dios griego Hermes cuando, en realidad, era a Hermes Trismegisto a quien trate de describir me pareció curioso, me explico.
En mi cuentito escribí que el protagonista ve a un ser cuya apariencia cambia a cada instante y por ello es visto como un león o con una mascara de madera o con rostro de Anubis, esto se debe a que muchas tradiciones antiguas lo ven de modos diferentes: para los griegos es, en efecto el dios Hermes que refieres, para los egipcios es su dios Tot, para los judíos abraham, para los árabes Enoc, etc, etc, sincretismo puro y de ahí lo de los idiomas y las creaciones que, entre muchas otras cosas, se le atribuyen, (recordemos que no hay pruebas contundentes de su existencia).
Esto explica las referencias a las culturas egipcia, asiria y babilónica.
La esfinge representa, en el cuento, la creatividad de Hermes, tan vasta y poderosa que ha tomado vida y forma propia.
Lo del tercer ojo es correcto salvo que quise decir que ahora el protagonista puede estar en esta realidad y en otra a la vez.
Estos comentarios son solo para dejar algunas ideas claras de que es lo que quise decir, por supuesto que voy a procurar ser mas preciso a la hora de describir personajes, situaciones, etc.
Lo de poner epilogo creo esta bien, lo habíamos venido manejando así y no le veo nada de malo, después de todo ayuda un poco a recuperar el espacio que el hashtag y la numeración ocupan. Claro, cada quien es libre de usarlo o no y tu, en tu calidad de editora, de incluirlo si te parece propio.
Sobre la ortografía y la redacción pues ni como negarlo, me falta mucho y estoy en eso, por eso es que agradezco mucho estos tallereos que haces, los errores son tan obvios después de que los corriges que se avergüenza uno jejeje.
Muchas gracias por el tiempo y la paciencia, saludos.
P.D.
Ojala algún día tengas el espacio para darle una checadita a mi blog, porfis, porfis. :)”

Claro, visitaré ficcionomicon.wordpress.com.

From → Uncategorized

3 Comments
  1. Como comentabas lineas arriba, “Qué interesante conocer la tan diferente impresión que puede causar una obra de arte en personas distintas.” Totalmente de acuerdo, sobre todo tratándose de una pintura y mas si es, como en este caso, una pintura surrealista.
    El hecho de que consideraras que estaba refiriéndome a el dios griego Hermes cuando, en realidad, era a Hermes Trismegisto a quien trate de describir me pareció curioso, me explico.
    En mi cuentito escribí que el protagonista ve a un ser cuya apariencia cambia a cada instante y por ello es visto como un león o con una mascara de madera o con rostro de Anubis, esto se debe a que muchas tradiciones antiguas lo ven de modos diferentes: para los griegos es, en efecto el dios Hermes que refieres, para los egipcios es su dios Tot, para los judíos abraham, para los árabes Enoc, etc, etc, sincretismo puro y de ahí lo de los idiomas y las creaciones que, entre muchas otras cosas, se le atribuyen, (recordemos que no hay pruebas contundentes de su existencia).
    Esto explica las referencias a las culturas egipcia, asiria y babilónica.
    La esfinge representa, en el cuento, la creatividad de Hermes, tan vasta y poderosa que ha tomado vida y forma propia.
    Lo del tercer ojo es correcto salvo que quise decir que ahora el protagonista puede estar en esta realidad y en otra a la vez.
    Estos comentarios son solo para dejar algunas ideas claras de que es lo que quise decir, por supuesto que voy a procurar ser mas preciso a la hora de describir personajes, situaciones, etc.
    Lo de poner epilogo creo esta bien, lo habíamos venido manejando así y no le veo nada de malo, después de todo ayuda un poco a recuperar el espacio que el hashtag y la numeración ocupan. Claro, cada quien es libre de usarlo o no y tu, en tu calidad de editora, de incluirlo si te parece propio.
    Sobre la ortografía y la redacción pues ni como negarlo, me falta mucho y estoy en eso, por eso es que agradezco mucho estos tallereos que haces, los errores son tan obvios después de que los corriges que se avergüenza uno jejeje.
    Muchas gracias por el tiempo y la paciencia, saludos.
    P.D.
    Ojala algún día tengas el espacio para darle una checadita a mi blog, porfis, porfis.🙂
    P.D. 2
    por cierto, igual, cuando tus ocupaciones lo permitan me gustaría saber mas sobre #warofwords.

    • Ok. Mira nada más la interpretación tan diferente que le dí. Entonces era otro Hermes. Eso pasa cuando el tema del cuento es tan especializado que la gente que lo lea, si no tiene conocimiento previo, tiene que basarse en la información que proporciona el cuento en sí. ¿Te gustaría tallerearlo de nuevo? Redactarlo incluyendo más información para el lector en general, ¿de modo que se sepa que Hermes Trismegisto cambia de forma a cada instante? Yo sé que si lo mencionas, pero insisto en que hay que dejarlo mucho más claro. Yo sí sabía lo del Hermes griego y el egipcio; y ahora que te leo vienen a mí memorias algo nebulosas sobre Abraham y el Kabbalah relacionados con esto ¿o me confundo? Pero está difícil que un lector al azar tenga todo el background de conocimientos para identificar las referencias; de todos modos yo incluyo tu comentario directamente en el post, para aclarar la malinterpretación y hago los cambios que me indiques. Solo dame tiempo. Mañana me ocupo de eso con gusto.

      Respecto al epílogo, solo recomendé que no se usara hoy, porque ya con el prólogo que consistirá en la frase elegida, serían doce tweets. Pero no está prohibido, jaja. Sí, entre todos hemos convenido en usarlo si es necesario. Si no es, se edita. Era una duda que tenía @yurixicastro por el nombre en el HT. Y sí, nació como un HT para escribir 10 minicuentos a las diez de la noche; fue solo cuando empezó el curso que lo alteramos para escribir un cuento breve en vez de diez minicuentos.

      Sí he leído tu blog, pero por la prisa no he dejado comentarios. Mil disculpas, voy a visitarlo de nuevo y corregiré mi descortesía. Y claro, platicaremos de warofwords.be; lo he tenido descuidado porque ya no hallo de donde sacar tiempo para todo, pero lo compensaré. Muchas gracias por recordarme.

      Te leo pronto, un abrazo.

  2. La esfinge derriba la avioneta no al protagonista.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: