Skip to content

Evita

September 26, 2012

20120926-170719.jpg

Brujas juegan al cubilete, Leonora Carrigton.

Evita
Cuento surrealista por @AlterPoeta, analizado y comentado por @yuriikko

Muerden desgarrando, enraízan el caos y sangro indecisa. Entonces me descuelgo y huyo de ellas que soy yo.
Evas, hijas de mi mente, madres de mis lágrimas, erizadas canciones alucinatorias. ¡Escuchas Anibal!
Anibal, no sos más mi amor, sos mi hijo. Alimentadte de mi*… los colores forjan calles, transeúntes caminan hacia arriba**
Anónimos, intentan eludir su destino. Ese puñal de dioses ebrios clavado en nosotros. Te Sangro*** en otoños de dolor ¿ves?
Las anémonas de mis miedos, muestran sus monstruosos estatocistos, entonces corro a rincones en mi cerebro.
Tan niña, necesito de mis madres, Evas. Roja o negra, ambas con su pequeño demonio. Cartas de locura aterciopelada.
Ellas discuten, me buscan, yo me les escondo, su charla es disléxica. Juegan con mi destino. Me quieren despertar de soñarte.
Evita -me dicen – has esto, has l´otro****. Me hartan y me escondo. Fantasma quieta tras ellas y como chocolates. Enferma me dicen.
¿Dónde te fuiste Anibal,***** me dejaste con dos locas enterradas-sentadas en mi mente. Detenido el tiempo sepia.
Y yo me hago mesa y me enraizo quieta esperando por vos Anibal. No quiero despertar en ese mundo donde no estás.
*Mí.
**Falta punto final.
***Seguramente por error, “Sangro” aparece con inicial mayúscula.
****Uso de un acento por apóstrofe.
*****Falta cerrar la interrogación.

Versión corregida:

Evita

Muerden desgarrando, enraízan el caos y sangro indecisa. Entonces me descuelgo y huyo de ellas que soy yo.
Evas, hijas de mi mente, madres de mis lágrimas, erizadas canciones alucinatorias. ¡Escuchas Anibal!
Anibal, no sos más mi amor, sos mi hijo. Alimentadte de mí… los colores forjan calles, transeúntes caminan hacia arriba.
Anónimos, intentan eludir su destino. Ese puñal de dioses ebrios clavado en nosotros. Te sangro en otoños de dolor ¿ves?
Las anémonas de mis miedos, muestran sus monstruosos estatocistos, entonces corro a rincones en mi cerebro.
Tan niña, necesito de mis madres, Evas. Roja o negra, ambas con su pequeño demonio. Cartas de locura aterciopelada.
Ellas discuten, me buscan, yo me les escondo, su charla es disléxica. Juegan con mi destino. Me quieren despertar de soñarte.
Evita -me dicen – has esto, has l’otro. Me hartan y me escondo. Fantasma quieta tras ellas y como chocolates. Enferma me dicen.
¿Dónde te fuiste Anibal, me dejaste con dos locas enterradas-sentadas en mi mente. Detenido el tiempo sepia.
Y yo me hago mesa y me enraizo quieta esperando por vos Anibal. No quiero despertar en ese mundo donde no estás.

Comentarios:

Esta es una historia del primer amor, aunque ustedes no lo crean, jaja. Cambiaré un poco la dinámica y comentaré el uso del simbolismo mientras voy señalando las pocas distracciones de AlterPoeta; ya lo conozco; si no pone puntos o se le va un “dedazo”, ya lo he dicho antes, no es porque no sepa, es por “atrabancado”. Escribe con tanta pasión que sus dedos seguramente se van atropellando. Pero no me hace caso. Respire profundo, señor Poeta. Luego escriba igual de apasionadamente, pero ponga puntos y no se coma letras, jaja.
Lean, lean, porque está interesante.

@AlterPoeta: 1 Muerden desgarrando, enraízan el caos y sangro indecisa. Entonces me descuelgo y huyo de ellas que soy yo.

(Solo cambié una coma por punto y coma, y acoto que me llama la atención ese “sangro indecisa”. ¿Una pubertad no asumida psicológicamente, acaso?)

@AlterPoeta: 2 Evas, hijas de mi mente, madres de mis lágrimas, erizadas canciones alucinatorias. ¡Escuchas Anibal!

(Solo puse acento en Aníbal. Nombre propio, puede escribirse sin acento. Sin embargo, le pongo acento porque tradicionalmente se escribe con acento y es importante la asociación a lo que significa, “el favorito de Baal” . Baal, en la antigua Asia Menor, es un dios, el Hijo del Dios Creador. Y, en la demonología cristiana, Baal es el primer de los siete príncipes del infierno, el rey. Así que ser Aníbal, “el favorito de Baal” es algo serio, ¿eh?. El que se llame Aníbal (en literatura) tiene que ser un hombre malvadísimo. Perdón por toda esta divagación para explicar porqué le pongo acento a un nombre, pero en surrealismo todo se trata de símbolos. Nótese también el uso del nombre Eva, el de la primera mujer, y madre de la humanidad, la asociación con el pecado original, etc.)

@AlterPoeta: 3 Anibal, no sos más mi amor, sos mi hijo. Alimentadte de mi… los colores forjan calles, transeúntes caminan hacia arriba #10alas10

(El consabido acento en Aníbal, que ya no mencionaré más, acento en “mí”y el punto final que faltaba. Nótese ahora el complejo incestuoso a causa del instinto materno de Eva. Eva, la primera mujer y primera madre, representando tal dualidad femenina. Atraída por un hombre “malo” [digo, ¿no es Aníbal el favorito del demonio?] Ella sufre de un común complejo relacionado con el instinto protector de la maternidad: amar a los hombres malos, para redimirlos; a la par que se sienten atraídas por su condición “de macho dominante”. ¿Cuantas relaciones de pareja no son en realidad más parecidas a las de madre-hijo o padre-hija? )

@AlterPoeta: 4 Anónimos, intentan eludir su destino. Ese puñal de dioses ebrios clavado en nosotros. Te Sangro en otoños de dolor ¿ves? #10alas10

(Quito la mayúscula en “sangro”, seguramente error “de dedo”. Y apunto ahora al existencialismo dentro del surrealismo: transeúntes anónimos intentando eludir su destino. ¡La historia de la humanidad! Todos estamos aquí temporalmente, somos transeúntes, intentando eludir un designio divino que nos parece absurdo. Diseñado por “dioses ebrios”.)

@AlterPoeta: 5 Las anémonas de mis miedos, muestran sus monstruosos estatocistos, entonces corro a rincones en mi cerebro. #10alas10

(Dejo intacto, pero llamo la atención al miedo y a la evasión. Otras características tan humanas.)

@AlterPoeta: 6 Tan niña, necesito de mis madres, Evas. Roja o negra, ambas con su pequeño demonio. Cartas de locura aterciopelada. #10alas10

(Otra vez el desdoblamiento de Eva, pero ahora en niña. La única mujer que no tuvo madre, sin duda necesitaba de una. Todas necesitamos de una para aprender a serlo. Y cada cosa, el ser mujer o ser madre, tiene su maldición.)

@AlterPoeta: 7 Ellas discuten, me buscan, yo me les escondo, su charla es disléxica. Juegan con mi destino. Me quieren despertar de soñarte. #10alas10

(No toco redacción ni ortografía, pero noto el debate interno de Evita entre su lado “bueno” y “malo”. El maternal y el sexual, según ideas atávicas sobre la mujer. Y en el como las madres tratan de retrasar o evitar el despertar sexual de sus hijas.)

@AlterPoeta: 8 Evita -me dicen – has esto, has l´otro. Me hartan y me escondo. Fantasma quieta tras ellas y como chocolates. Enferma me dicen. #10alas10

(Aquí si cambié un acento usado como apóstrofe. Llamo la atención a que Evita está en etapa de negación, no quiere crecer para no tener que ser ni mujer ni madre. Adopta actitudes infantiles para retrasar el trauma.)

@AlterPoeta: 9 ¿Dónde te fuiste Anibal, me dejaste con dos locas enterradas-sentadas en mi mente. Detenido el tiempo sepia. #10alas10

(Pongo una coma, un signo de interrogación faltante, y reconfirmo que Evita está estancada en su preadolescencia, el tiempo sepia. El sepia es el color de la sangre menárquica. No es rojo aún, como el color de una de las madres, la que representa la sexualidad.)

9 ¿Dónde te fuiste, Aníbal? Me dejaste con dos locas enterradas-sentadas en mi mente. Detenido el tiempo sepia. #10alas10

@AlterPoeta: 10 Y yo me hago mesa y me enraizo quieta esperando por vos Anibal. No quiero despertar en ese mundo donde no estás. #10alas10

(Dejo intacto.)

Vaya que cuento tan impresionante. Ya otras veces te he aplaudido de pie, @AlterPoeta. Lo hago de nuevo, jaja. Felicidades. Buen trance surrealista. Sacaste bastantes fantasmas de la psique femenina a la luz. Gran uso de los símbolos. ¡Pero ya no escribas atropelladamente para que no te falten o sobren puntos, signos y letras!

Esta fue la quinta entrega, parte b (y última) del taller de cuentos surrealistas elaborados dentro del Curso de Historia y Práctica del Cuento Hispanoamericano. El curso se lleva a cabo a través de twitter y los ejercicios prácticos se presentan los miércoles 10. p.m., hora de México, bajo el HT #10alas10.

La corriente que correspondió ejercitar esta ocasión, fue el surrealismo. Si desean pueden consultar en este mismo blog la lección teórica: Minicurso de Cuento 9. Cosmopolitismo. C. Surrealismo.

Gracias por leer. Comentarios bienvenidos.

@yuriikko.

From → Uncategorized

2 Comments
  1. Agradecido por vuestro anàlisis y por las amables palabras elogiando el texto. Pondrè màs cuidado al teclear. Flores para vos. Un abrazo desde el fondo del alma. Te deseo bendiciones.

    • ¡Gracias por las bendiciones, igualmente! Me pareció muy interesante tu cuento. Los elogios son sinceros y bien merecidos.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: