Skip to content

Cuando la luna llore

September 26, 2012

20120926-164016.jpg

Brujas juegan al cubilete. Leonora Carrington.

Cuando la luna llore.
Cuento surrealista por @yuriikko.

Soy dos, La Maga de la Noche y La Antigua Ocultadora del Secreto, en una. Vivimos en el capullo del Gran Gusano.

Yo soy mi hermana, La Maga. Visto de brea mi cuerpo de planta insectífera. Vivo para volver malos los buenos sueños. Los agrio.
Siempre estoy dormida. Mis ojos cerrados, cosidos con alas de moscas, incuban larvas informes, para dárselas a criar al hombre.

Y yo soy mi hermana, La Ocultadora. Visto mi cuerpo de flor del diablo con sangre viva. Soy el oráculo en el sueño del hombre.
Siempre estoy despierta. Mis ojos abiertos son blanco ciego. Señal de la clarividencia. En mis entrañas se gestan las profecías.

Echamos azares sobre la mesa; la que reciba la señal nuestro Padre, el Supremo Maestro Mago, dirigirá tus sueños esta noche.
Prepara tu lecho; hazlo mullido para nosotras. Suelta tus cabellos y cepíllalos. Duerme, para que entremos por tu boca abierta.

Cuando la luna llore y el primer perro le aúlle, enviaremos a husmear tus humores a nuestros Auxiliares. El Muerto y El Cabrío.
El Muerto se tenderá sobre tí a sorber tu respiración e inmovilizarte. Luego, La Ocultadora te revelará un mensaje del Supremo.

¡Si es tu suerte! Si no, Cabrío te lamerá, dándote calosfríos. Y yo, La Maga, sólo jugaré contigo, haciendo pesadilla tu sueño.

Fin.

Ahora explico como surgió mi historia. Hace un par de semanas mi club de lectura eligió analizar el Popol Vuh. Siempre me han interesado las visiones cosmogónicas de las diferentes culturas, así que lo disfruté bastante. Encontré similitudes con pasajes de la Biblia y con el Bhagavad Gita, que puede decirse que es la Biblia de la cultura hindú. Menciono esto, porque los nombres de los personajes, La Maga, La Ocultadora del Secreto y el Supremo Maestro Mago, provienen del Popol Vuh, aparecen ahí; los tomé prestados. Me impresionaron bastante, no solo por su sonoridad, sino por el papel que desempeñaban en la psique de una cultura que fundía gobierno, ciencia, arte y religión en una sola cosa. Todos los aspectos de la vida podían explicarse con el mismo libro.

Hallo interesante y curioso que en todas las culturas haya símbolos similares. El subconsciente colectivo los tiene tatuados.
Eso me llevó a pensar en la teoría de la interpretación de sueños de Sigmund Freud, y nació la idea para el cuento. Al ver la pintura de Leonora Carrigton, la historia terminó de dibujarse en mi mente.

La trama es simbólica. Tratándose de ejercitar el surrealismo, quise hacer un juego doblemente surrealista; describir la visión onírica con una visión onírica, jaja.

Es decir, describir la naturaleza del acto de dormir y soñar, en un cuento de lenguaje tal, que recreara la atmósfera del ensueño y de las pesadillas.

Se trata del preconsciente -intermedio entre el consciente y el insconsciente- y el inconsciente mismo (este último nombrado popularmente subconsciente). Cada uno representado por una hermana.

Por eso viven en el capullo del gran gusano. Viven en la mente del hombre. El hombre es un ser mortal, por eso la analogía con un gusano, porque vive en la tierra y se asocia a la putrefacción de la materia.

A veces creemos que el destino, o Dios, nos mandan señales a través de los sueños. La verdad es que todo está ahí, en nuestra mente, que es El Supremo Maestro Mago; es capaz de engañarnos hasta a nosotros mismos, escamotéandonos nuestros propios secretos; en eso consiste, según Freud, la represión. Pero a veces nos mandamos mensajes a nosotros mismos, mediante los ensueños (forma correcta de llamar a los sueños, para distinguirlos del sueño, acto de dormir) cuando alcanzamos la etapa de sueño profundo.

Aquí hay un poco de proyección personal porque para mí la etapa de sueño profundo suele llegar en la madrugada, alrededor de las 4 a.m. (es que estoy pasando por un período de desveladas; he estado yendo a dormir ya bastante tarde.) Cuando empiezo a soñar, ya está cayendo el rocío (cuando la luna llore y el primer perro le aúlle).

Es en esta etapa, el sueño REM, que se producen también las pesadillas. Pero no todas tienen significado simbólico, a veces son solo cosas que se acumulan en el preconsciente. A veces solo tenemos pesadillas porque sí. La psicología freudiana, claro, afirma que los sueños (ensueños) en una u otra forma son una proyección del inconsciente. Hasta los chistes que decimos lo son, jaja. Así que a autoanalizarse.

Claro, al inicio del sueño REM, suele presentarse la sensación de un peso muerto sobre el cuerpo, porque el cerebro bloquea las neuronas motrices; en ese momento es imposible movernos. Ahí entró el Auxiliar El Muerto.

Y el otro Auxiliar, El Cabrío, solo es una representación del la superstición popular. Hay quienes rezan al despertarse tras tener una pesadilla para alejar “el mal”. Ya saben, la forma favorita de representar al mal es el diablo, popularmente conocido como “patas de cabra”.

Y para añadirle un tercer acento surrealista, le puse un detalle de algo que soñé. Había visto un documental sobre orquídeas, y me impresionaron dos, tanto, que soñé que las tenía en casa y se movían, como plantas carnívoras, jaja. Fueron la Tacca Chantrierii, popularmente conocida como Flor del Diablo, y la Oprhys Insectífera u Orquídea Mosca; se le nombra así porque parece que una mosca está suspendida frente a la flor. Supongo que de ahí saqué la idea de orquídeas carnívoras en mi sueño.

Al ver la pintura Brujas juegan al cubilete, me pareció hallar similitud entre la bruja negra vestida de rojo, con la Flor del Diablo. Y entre la orquídea mosca y la bruja blanca vestida de negro. ¡Ah, el poder de la sugestión! Y de la mosca saqué otros detalles. Como los ojos cosidos con alas de mosca. Iba bien con la pintura, me pareció.

20120926-165651.jpg

Tacca Chantrierii

20120926-165809.jpg

Orphys Insectífera.

Bien, al comentar yo misma mi cuento, el proceso es mucho más breve. A mí también me pasa a veces como a @AlterPoeta, en
mis textos cotidianos “se me van” las erratas por escribir de prisa Pero cuando se trata de una creación literaria, procuro concentrarme. Así que no me corrijo redacción ni ortografía, je. Si alguno de ustedes, amables lectores, nota alguna rata deslizándose por mi cuento, digo, una errata, por favor hágamelo saber.

Esta fue la quinta entrega, primera parte, del taller de cuentos surrealistas elaborados dentro del Curso de Historia y Práctica del Cuento Hispanoamericano. El curso se lleva a cabo a través de twitter y los ejercicios prácticos se presentan los miércoles 10. p.m., hora de México, bajo el HT #10alas10.

La corriente que correspondió ejercitar esta ocasión, fue el surrealismo. Si desean pueden consultar en este mismo blog la lección teórica: Minicurso de Cuento 9. Cosmopolitismo. C. Surrealismo.

Yo también (@yuriikko) presento cuento. Espero que ahora los demás participantes me ayuden a analizarlo, jaja. Toda observación es bienvenida.

From → Uncategorized

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: