Skip to content

El último gran temblor y Hora de despertar

September 22, 2012

Será largo el proceso de tallerear los cuentos presentados el pasado 19 de septiembre a través del hashtag #10alas10 en twitter (consultar en este mismo blog la entrada Minicurso de Cuento 9. Cosmopolitismo. D. Surrealismo).

Tales cuentos son ejercicios del Minicurso de Historia y Práctica del Cuento Hispanoamericano, que por medio de esa red social imparto y documento en este blog.
Presentaré dicho tallereo en cinco etapas. Esta es la primera.

El ejercicio consistía en traducir una de cinco pinturas surrealistas a cuento. Aquí los dos cuentos de los participantes del curso que eligieron esta, “Quería ser pájaro”, de Leonora Carrigton.

20120922-101425.jpg

Edité los cuentos según fue necesario. Pongo mi nombre, Yuri (@yuriikko), antes de la propuesta de reestructura de cada párrafo. El texto original de los escritores va precedido de su correspondiente username.

Cuento de @HugoDanielCaxo tal como lo escribió. Los asteriscos marcan errores:

“Ël* era el herrero, el que volvía a calentar el metal dorado, el que volvía a fundirlo, el que soplaba, el que inflaba.
Los demás observaban, esos demás aportan**. Más relieves en la parte superior, menos golpes al metal, sopla con calma al huevo.
El ambiente grisáceo y el escenario de este evento hacen el ambiente mas templado***, lo siento refrescante.
Mi alma esta****dentro del huevo, escucho todo, los golpes al metal dejan cenizas dentro, voy uniéndolas, voy formando mi cuerpo.
El ambiente grisáceo y el escenario de este evento hacen el ambiente mas templado, lo siento refrescante.
El soplo del herrero me da aliento, fuera, atentos, saben que estoy en camino, me siento en camino.
Siento el golpe seco contra mi guarida, no, son 2, son cornamentas, los trozos de ceniza caen más rígidos, mis huesos.
El herrero toma parte, limpia con su pincel las marcas de las cornamentas, siento aire, algo más se acerca.
Sentí las garras hacerse de***** mi guarida, que alivio, venia****** el movimiento, giros, cada vez más fuertes, se acomodó todo.
El último gran movimiento, el último brillo, la explosión… Nací.”

*Él.

**Descontinuidad del tiempo verbal. Si dice “observaban” en pretérito imperfecto, debería decir “aportaban”, en pretérito imperfecto y no “aportan” en presente.

***Está.

****Redundancia de la idea “ambiente”.

***** Lo correcto en este caso es “hacerse con”.

******Venía.

Lo primero que noto es que a este cuento le falta el fragmento cinco. Del cuarto salta al sexto. ¿Dónde quedó la bolita número cinco? Jaja. Lo bueno y malo a la vez es que la historia se entiende de todos modos. Digo, porque si a uno le cortaran el brazo, claro que lo notaría y lo echaría de menos como algo necesario. Pero si a un cuento le amputan un fragmento y no se nota, demuestra que entonces ese fragmento no era tan necesario.

Desde hace varios ejercicios Hugo ya no se olvida de poner puntos finales. Porque ya divide los fragmentos del cuento en párrafos, y esto es más limpio. Felicidades por el avance. Pero en cuanto a la redacción hubo un retroceso. No tan grave, pero ahora sí hay que reestructurar muchas frases. Ya no habíamos tenido que hacerlo. El cuento pasado, el del realismo mágico, te quedó mucho mejor en ese aspecto. Sin embargo, creo que esta idea es de las mejores que has tenido. Muy buena. Tu cuento nació bonito, pero vamos a darle una arregladita para que se ponga más bello. Dice el malvado @AlterPoeta que los cuentos, como las misses sudamericanas, necesitan varias cirugías para ganar coronas. Jaja. No hay que ser crueles con las misses, pero enérgicos con los cuentos, sí. Va el tallereo, dejo el HT y la numeración para ir contando y no exceder caracteres. Habrán observado que prefiero poner el HT y el número abajo del texto. Pienso que así no hace tanto ruido. Me distrae y estorba cuando al terminar de leer una frase, sin transición me topo con el “#”. Como que se rompe la magia. Aquí vamos:

@HugoDanielCaXo: Ël era el herrero, el que volvía a calentar el metal dorado, el que volvía a fundirlo, el que soplaba, el que inflaba. #10alas10 1

(Corrijo un “dedazo”: una diéresis en vez de acento. Yo pondría que el Herrero es el Creador del ser dentro del huevo, protagonista-narrador de la historia. Al empezar así parece que el protagonista principal será el herrero y no el huevo. Con poner “mi” huevo en vez de “el” huevo, esto se aclara. De ahí en adelante, pondré Herrero con mayúscula porque para el ente nonato, el Herrero es como su Dios. )

Yuri: Él era mi Creador, el que volvía a calentar mi metal dorado, el que volvía a fundirlo, el que soplaba, el que inflaba.
#10alas10
1

@HugoDanielCaXo: Los demás observaban, esos demás aportan. Más relieves en la parte superior, menos golpes al metal, sopla con calma al huevo. #10alas10 2

(Despejo una idea algo confusa: “esos demás aportan”, cambiándola por “aconsejando”. Un poco de enfásis en las frases, comillas para citar, puntos suspensivos y voilá.)

Yuri: Los demás observaban, aconsejando: “¡Más relieves en la parte superior, menos golpes al metal! Sopla con calma al huevo…” #10alas10
2

@HugoDanielCaXo: El ambiente grisáceo y el escenario de este evento hacen el ambiente mas templado, lo siento refrescante. #10alas10 3

(A partir de aquí se empieza a narrar en presente. La primera etapa fue forjar el huevo. Pasado. La segunda etapa es la descripción del nacimiento. Presente.
Hay una redundancia de la idea al decir que el ambiente grisáceo hace el ambiente más templado. La frase “el escenario de este evento” no ilustra nada, en realidad. Cambiemos eso. La idea, me parece, es describir la temperatura. Si está templado (tibio) y se siente refrescante, es que existe un calor en contraste con el cual hasta lo tibio resulta refrescante. Reestructuremos este párrafo. Como la pintura en que nos inspiramos tiene un cielo claroscuro, con estrellas, podría estar anocheciendo… O amaneciendo. ¿Y si fundimos esos dos instantes del tiempo en uno, como Dalí fundía los relojes en sus pinturas? ¡Qué surreal sería un anocheamanecer!)

Yuri: El anocheamanecer está templado, lo siento rodear mi huevo; me refresca del fuego en el que me forja el Herrero.
#10alas10
3

@HugoDanielCaXo: Mi alma esta dentro del huevo, escucho todo, los golpes al metal dejan cenizas dentro, voy uniéndolas, voy formando mi cuerpo. #10alas10 4

(Aquí está un poco enredada la sintaxis. Si reestructuramos la frase, dividiéndola en dos, y ordenando las ideas en otra secuencia, queda más limpio. Cambio “escucho” por “oigo” solo para que quepa la frase en los caracteres disponibles.)

Yuri: Oigo todo. Voy formando mi cuerpo, uniendo las cenizas caídas dentro del huevo contenedor de mi alma, a cada golpe a su metal.
#10alas10
4

@HugoDanielCaXo: El soplo del herrero me da aliento, fuera, atentos, saben que estoy en camino, me siento en camino. #10alas10 6

(Lo mismo, piedrecitas sintácticas que hacen tropezar en la lectura. Un punto y seguido, un artículo, una preposición y un pronombre arreglan todo.)

Yuri: El soplo del Herrero me da aliento. Los de afuera, atentos, saben que estoy en camino. Yo me siento en camino.
#10alas10
6

@HugoDanielCaXo: Siento el golpe seco contra mi guarida, no, son 2, son cornamentas, los trozos de ceniza caen más rígidos, mis huesos. #10alas10 7

(Una frase muy larga, únicamente seccionada por comas, solo funciona si las imágenes mentales que va formando en la mente del lector son muy claras y nítidas. Marcel Proust gustaba de hacer eso. Frases largas, largas, solo pausadas por comas, que llevaban al lector de paseo suavecito, pian pianito, a recorrer con la mente un paisaje de palabras, como si leer fuera asomarse por la ventanilla de un tren en movimiento. ¡Luego les compartiré un extracto de algo suyo!
Pero, ay, este no es el caso. Cuando la frase larga confunde, mejor cortarla en varias, utilizando a nuestro favor los signos de puntuación. Los de exclamación, por ejemplo, ayudan a crear esa sensación de tensión, de ansiedad, de urgencia del ente dentro del huevo, por salir.)

Yuri: ¡Un golpe seco contra mi guarida! No, ¡dos golpes, de cornamenta! Caen unos trozos de ceniza más rígidos. Serán mis huesos.
#10alas10
7

@HugoDanielCaXo: El herrero toma parte, limpia con su pincel las marcas de las cornamentas, siento aire, algo más se acerca. #10alas10 8

(Decir que el herrero “toma parte” sale sobrando; ya está implícito porque el huevo es su obra. ¿Tal vez la idea era “el herrero intervino”? Mmm. En vez de eso, menciono la resquebrajadura del cascarón a causa del golpe de las cornamentas, para explicar la sensación del aire. Otra vez, la exclamación resulta más emocionante. Digo, estar consciente de que uno va a nacer, ha de ser excitante. Yo estaría nerviosa, jaja.)

Yuri: El Herrero limpia con su pincel las marcas de las cornamentas. Mi cascarón se ha resquebrajado; siento aire, ¡algo se acerca!
#10alas10
8

@HugoDanielCaXo: Sentí las garras hacerse de mi guarida, que alivio, venia el movimiento, giros, cada vez más fuertes, se acomodó todo. #10alas10 9

(Me cuesta trabajo renunciar a la frase “sentí las garras hacerse de mi guarida” aunque sintácticamente en este caso lo correcto es decir “sentí a las garras” o “sentí unas garras” y “hacerse con”. Pero las palabras clave suenan interesantes. Lástima que no ayudan en el contexto general de este cuento. Hugo, vamos a guardar esa frase en el bloc de notas para usarla después en otra cosa. Esa frase, ¡solita hizo que me imaginara muchas situaciones probables en que unas garras se robarían un huevo! Pero continuando… El ser siente alivio porque ya va a nacer. ¿De qué se alivia? Del nerviosismo, de la ansiedad. Mejor pongamos “ansiedad”, para no romper el ritmo del cuento con una palabra tan calmante y calmosa como “alivio”.
¿Y si en vez de “venía el movimiento” pusiéramos un más emocionante “¡Viene el cataclismo!”? Cataclismo significa “la destrucción de un biótopo o la transformación de un biótopo” y biótopo significa “lugar de vida, lugar donde se vive”. Ergo, para el ser nonato aún, el que se rompa el huevo en el que vive, ¡seguramente es todo un cataclismo!
Cambié, además, “todo”, por “mundo”. Me gustaría la idea de que el ser dentro del huevo lo llame “el mundo”, porque hasta ese momento era su mundo. Y esta frase también implica que todo empieza a tener sentido.)

Yuri: Siento unas garras agitar mi guarida. Qué ansiedad, ¡viene el cataclismo! Giro, cada vez más fuerte, y el mundo se acomoda. #10alas10
9

@HugoDanielCaXo: El último gran movimiento, el último brillo, la explosión… Nací. #10alas10 10

(Aquí, para darle más fuerza al final, cambié “movimiento” por “temblor”. Que es mucho más violento pero sigue siendo un movimiento, así que conserva el concepto. Y “el último brillo”, ¿de qué es? ¿Y si fuera mejor el “primer brillo”, porque al nacer se ve la luz por primera vez?

Yuri: El último gran temblor… El primer brillo, la explosión… Nazco.
#10alas10
10

Ahora sí, leamos la versión editada y contrastemos con la original. ¿Qué les parece la maquillada?

“Él era mi Creador, el que volvía a calentar mi metal dorado, el que volvía a fundirlo, el que soplaba, el que inflaba.
Los demás observaban, aconsejando: ‘¡Más relieves en la parte superior, menos golpes al metal! Sopla con calma al huevo…’
El anocheamanecer está templado, lo siento rodear mi huevo; me refresca del fuego en el que me forja el Herrero.
Oigo todo. Voy formando mi cuerpo, uniendo las cenizas caídas dentro del huevo contenedor de mi alma, a cada golpe a su metal.
El soplo del Herrero me da aliento. Los de afuera, atentos, saben que estoy en camino. Yo me siento en camino.
¡Un golpe seco contra mi guarida! No, ¡dos golpes, de cornamenta! Caen unos trozos de ceniza más rígidos. Serán mis huesos.
El Herrero limpia con su pincel las marcas de las cornamentas. Mi cascarón se ha resquebrajado; siento aire, ¡algo se acerca!
Siento unas garras agitar mi guarida. Qué ansiedad, ¡viene el cataclismo! Giro, cada vez más fuerte, y el mundo se acomoda.
El último gran temblor. El primer brillo, la explosión… Nazco.”

Fin.

Cuento de @Jarek_no_tsuki, inspirado en la misma pintura. Los asteriscos marcan faltas.

“Solo una noche mas*. Me despierto de mi letargo y comienzo a dibujar, a pintar ese mundo perfectamente imperfecto. Mi realidad.
Entrar en esa habitación de techo estrellado me provoca ansias de querer volar**.***Por eso mi mundo es un huevo que espera eclosionar****
O ¿Por qué no? Ser como el lince que me mira fijamente desde el otro lado de la habitación. Ágil, pero tranquilo.
Y que decir de los ciervos. Frágiles en este mundo material. Son como vidrio. *****claros pero blancos fáciles que se pueden quebrar******
Vaya. Tantas cosas que dibujar en mi mundo y tan poco tiempo. Y esos ojos que me miran desde el cielo. Me intrigan*******
Tres pequeños ojos. Ventanas a otro mundo que parece que únicamente hacen acto de presencia durante las noches.
Pero pierdo el tiempo, solo es una noche mas. Hoy, con estas fieras dóciles como testigos, pintaré ese mundo.
Un mundo de libertad. ********fluido y elegante, pero también frágil. Un mundo basto para ojos cerrados. Es solo la realidad.
No me queda tiempo, la luz comienza a entrar por la habitación. Y mis ojos comienzan a abrirse. Casi es hora de despertar.”

*Más.

** “Ansias de volar”, no “ansias de querer volar”.

*** Falta un espacio.

****Falta un punto.

*****No inicia con mayúscula.

******Falta otro punto.

*******Falta un punto más.

********Tampoco inicia con mayúscula.

Ahora el tallereo párrafo por párrafo. Jarek también retrocedió un poco. Su redacción ya era más clara y nítida. En esta ocasión usó demasiadas muletillas. Pero ha mejorado bastante desde el principio del curso. No te olvides de lo aprendido, Jarek. ¡Siempre hacia adelante!

@Jarek_no_tsuki: 1. Solo una noche mas. Me despierto de mi letargo y comienzo a dibujar, a pintar ese mundo perfectamente imperfecto. Mi realidad. #10alas10

(Cambio “letargo” por “vigilia” para establecer que el empezar a dormir es un despertar a otra realidad para el narrador. “Imperfectamente perfecto” me hace ruido, pero capto el sentido, así que lo dejo.)

Yuri: Solo una noche más. Me despierto de mi vigilia y comienzo a dibujar, a pintar ese mundo perfectamente imperfecto. Mi realidad.

@Jarek_no_tsuki: 2Entrar en esa habitación de techo estrellado me provoca ansias de querer volar.Por eso mi mundo es un huevo que espera eclosionar #10alas10

(Solo hay que limpiar la redacción de este párrafo.)

Yuri: Entrar en esa habitación de techo estrellado me provoca ansias de volar. Mi mundo es un huevo. Estoy esperando eclosionar.

@Jarek_no_tsuki: 4 O¿Por qué no? Ser como el lince que me mira fijamente desde el otro lado de la habitación. Ágil, pero tranquilo. #10alas10

(El “o ¿por qué no?” es un adorno retórico que no aporta mucho. A veces menos es más. “Quisiera ser como” es menos emperifollado pero más prolijo.)

Yuri: Quisiera ser como el lince que me mira fijamente desde el otro lado de la habitación. Ágil, pero tranquilo.

@Jarek_no_tsuki: 5 Y que decir de los ciervos. Frágiles en este mundo material. Son como vidrio. claros pero blancos fáciles que se pueden quebrar #10alas10

(Exactamente lo mismo. “Y que decir de” es una forma de rellenar el espacio, nada más. Es desprolijo. Hay que hacer la idea más nítida. Además, yo quitaría “En este mundo material”. El mundo de la pintura de Carrington parece todo menos materialista. No hay nada de malo con las frases minimalistas. Si son efectivas.”

Yuri: O ser como esos ciervos. Frágiles. Son como vidrio. Claros pero blancos fáciles. Se pueden quebrar.

@Jarek_no_tsuki: 6 Vaya. Tantas cosas que dibujar en mi mundo y tan poco tiempo. Y esos ojos que me miran desde el cielo. Me intrigan #10alas10

(El “vaya”, y la conjunción “y” donde no es indispensable, son otras palabras de relleno. El párrafo queda más elegante si se suprimen. Ya es mucho repetir “mundo”. Lo quito en este párrafo. Hace falta énfasis. Aclaro que no solo hay poco tiempo en general, sino que le “queda poco tiempo” al ser por estar en ese huevo/mundo.)

Yuri: ¡Tantas cosas que dibujar, y me queda tan poco tiempo! Esos ojos que me miran desde el cielo me intrigan.

@Jarek_no_tsuki: 7 Tres pequeños ojos. Ventanas a otro mundo que parece que únicamente hacen acto de presencia durante las noches. #10alas10

(Pongamos que las ventanas son al mundo exterior para ir aclarando la trama. Es otro mundo de todos modos. “Parece que únicamente hacen acto de presencia durante…” adolece de la misma enfermedad de las frases anteriores: rebuscamiento. A simplificar.)

Yuri: Tres pequeños ojos. Ventanas a ese otro mundo afuera de mi mundo, que únicamente se abren por las noches.

@Jarek_no_tsuki: 8 Pero pierdo el tiempo, solo es una noche mas. Hoy, con estas fieras dóciles como testigos, pintaré ese mundo. #10alas10

(Hay que ir aclarando más las ideas.)

Yuri: Pero pierdo el tiempo, solo queda una noche más. Hoy, con estas fieras dóciles como testigos, pintaré su mundo por última vez.

@Jarek_no_tsuki: 9 Un mundo de libertad. fluido y elegante, pero también frágil. Un mundo basto para ojos cerrados. Es solo la realidad. #10alas10

(Ya saturamos el cuento de la palabra mundo. Cambiémosla aquí por “universo” La otra aparición de esa palabra, suprimámosla. El “también” es innecesario. Aquí tengo una duda. ¿Quisiste decir “vasto”? ¿De vastedad, gran amplitud, algo muy extenso? Creo que en el contexto queda mejor que “basto” que significa “rudo, áspero, tosco” y en otra acepción “suficiente”. Porque si es un mundo frágil y elegante, no puede ser tosco ni rudo.)

Yuri: Un universo de libertad, fluido y elegante, pero frágil. Vasto, para ojos cerrados. Es solo la realidad.

Jarek_no_tsuki: 10. No me queda tiempo, la luz comienza a entrar por la habitación. Y mis ojos comienzan a abrirse. Casi es hora de despertar. #10alas10

(Aquí se rompe el encanto del cuento al decir que la luz entra a una habitación. Se descubre que todo era un sueño. El surrealismo no consiste en decir “yo soñé que…”. Consiste en que lo sub-real, lo onírico, sea presentado como realidad. Mejor conservemos la idea surrealista diciendo que la luz entra al cascarón y que despertar es nacer y nacer es despertar.)

Yuri: No me queda tiempo, la luz comienza a entrar a mi cascarón. Y mis ojos comienzan a abrirse. Casi es hora de despertar.

Cuento completo, versión de la editora, amable servidora. @yuriikko:

Hora de despertar.

“Solo una noche más. Me despierto de mi vigilia y comienzo a dibujar, a pintar ese mundo perfectamente imperfecto. Mi realidad.
Entrar en esa habitación de techo estrellado me provoca ansias de volar. Mi mundo es un huevo. Estoy esperando eclosionar.
Quisiera ser como el lince que me mira fijamente desde el otro lado de la habitación. Ágil, pero tranquilo.
O ser como esos ciervos. Frágiles. Son como vidrio. Claros pero blancos fáciles. Se pueden quebrar.

¡Tantas cosas que dibujar, y me queda tan poco tiempo! Esos ojos que me miran desde el cielo me intrigan.
Tres pequeños ojos. Ventanas a ese otro mundo afuera de mi mundo, que únicamente se abren por las noches.

Pero pierdo el tiempo, solo queda una noche más. Hoy, con estas fieras dóciles como testigos, pintaré su mundo por última vez.
Un universo de libertad, fluido y elegante, pero frágil. Vasto, para ojos cerrados. Es solo la realidad.

No me queda tiempo, la luz comienza a entrar a mi cascarón. Y mis ojos comienzan a abrirse. Casi es hora de despertar. ”

Fin.

Listo. Espero mis notas les sean útiles a ambos escritores, a los demás participantes y a los lectores en general.

Todos los comentarios e ideas son bienvenidos.

Gracias por leer.
@yuriikko.

From → Uncategorized

One Comment
  1. Νo ees tan sencillo enncontrar articulos adecuaԀamente redactados, ρor lo quе me alegro de darte
    las gracias.Eոhorabuena!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: