Skip to content

Semipenumbra lunar

September 20, 2012

20120919-204205.jpg

Semipenumbra lunar.

Un cuento breve por @yuriikko.

Atraviesan
el cristal
ecos de luz

Los prendo
a mis ojos
y son, risa

Juego a ser
el espejo
que ilumina

Pero

Un reverso
grisáceo es
quien soy yo.

A los once años empecé a despertar a las tres de la mañana. El insomnio duerme conmigo desde entonces.
Nunca antes, nunca después. 3 a.m. en el reloj. Despierto. Madrugadas inciertas escurren y mi cuerpo es algo impreciso, borroso.

Recuerdo despertar 3 a.m. en una habitación que sí y no es mía; mirar alrededor y reconocer/desconocer todo, ser yo, y ser otra.

Pero sé de quién es ese fulgor amarillo de ojos en el espejo opaco por la semipenumbra lunar. Soy yo, y ella se ríe de mí misma.

Y me deja entrar al espejo. La luna muere. Es de día y yo vivo del luminoso otro lado. ¡Vivo! Me empapo en su vida hasta las 3 am.

Entonces ella me llama, tamborileando en la luna de espejo con su mirada amarilla, haciéndola temblar como azogue. Y yo tiemblo.

Porque las dos tenemos once años y son las 3 a.m. Ella está por fuera y me resta peso para que soporte lo que me está pasando.

Y ella absorbe mi peso; se hace fuerte. Yo, debajo ella. En mí. Fácil, huir a los propios adentros si uno es el fantasma de sí. Ella habla por mí; me defiende. Clava garras. Muerde, mata. Y se libera. Ella se va y yo me quedo, inmóvil de miedo.

Pero regresa, a las tres.
Entra por el sueño o por el insomnio, no lo sé. Pero me deja mirar a través de nuestros ojos amarillos, a la que hubiera sido yo.

Fin.

Este cuento fue escrito como un ejercicio a través de twitter, del cubismo literario, corriente que emplea una perspectiva múltiple de la realidad. Lo precedí de un micropoema mío.

Mencionaba antes (si desean pueden ver la entrada Minicurso de Cuento 6. Cosmopolitismo. A. Cubismo, en este mismo blog) que el cubismo percibe la realidad como un todo compuesto de múltiples fragmentos que pueden observarse desde distintos ángulos y perspectivas. Y a la vida, compuesta de pasado (recuerdos); de presente (vivencias); futuro (posibilidades que podemos solo imaginar). Estas son tres formas de percibir nuestra realidad, a la que se agrega una cuarta, los sueños, que vienen y van, viajando por el tiempo. Hay teorías que sustentan que es la conciencia la que viaja en el tiempo, e incluso en el espacio.
En la literatura cubista se puede superponer el tiempo, contando a veces en pasado, a veces en presente y a veces en futuro.

Pensando en eso, este cuento está basado en los síntomas del transtorno disociativo de la identidad (doble personalidad); tema polémico en psicología, puesto que a la fecha no se han comprobado científicamente las causas del padecimiento; algunos investigadores sostienen que el transtorno ni siquiera existe, que no es posible que una persona desarrolle una segunda personalidad, y favorecen la teoría de que las manifestaciones de la “otra identidad” son simples alucinaciones esquizofrénicas. Sobre todo porque los pacientes tratados por este transtorno suelen tener antecedentes de otras enfermedades mentales, como depresión y crisis de ansiedad. Otros investigadores se inclinan la teoría de que la personalidad disociada es la forma del paciente de evadir un estrés postraumático. El mismo trauma, dicen, habría causado tales cuadros previos de depresión y ansiedad.
Sea cual sea la razón, el transtorno existe. La persona afectada suele presentar lapsos de amnesia (que pueden ir desde horas, hasta años), dolores de cabeza, dificultad o imposibilidad para distinguir el pasado del presente, sensación de hallarse fuera de su cuerpo, sensación de viaje inexplicable en el espacio y en el tiempo (por ejemplo, suelen “despertar” en un lugar que no reconocen y al que no recuerdan cómo llegaron). Y suelen referirse, al hablar de sí mismos, aparte de “yo” como “él” (o “ella”, según el género) y “nosotros”.

Con el infinito poder de imaginación de la literatura, recurramos a la teoría del tiempo múltiple como explicación al transtorno disociativo de la identidad.

Imaginemos.
¿Y si estas personas no estuvieran enfermas, sino que su línea del tiempo se hubiera bifurcado en un instante decisivo?
Pudiera ser que esos sucesos impactantes y dolorosos en la vida no solo provoquen un trauma; sino que de hecho, sean un parteaguas en el destino de la persona que los sufrió.

La (s) protagonista(s) de la historia señalan la edad que tenía(n) al enfrentar el hecho traumático. Incluso señalan una hora. A esta hora, en la fecha específica del del trauma, pudo liberarse una cantidad de energía suficiente para abrir una puerta temporal y/o dimensional.

Me pondré en el papel de un escritor de sci-fi y le haré la competencia a Stephen Hawking en esto de la divulgación científica, jaja.

Hablemos del Multiverso. Hay teorías que proponen que no vivimos en un universo único, valga la redundancia, sino múltiple. Para comprenderlo, necesitaríamos de la soñada “teoría total de la relatividad”, como la nombra Stephen Hawking: el descubrimiento de cómo funcionan armónicamente la teoría general de la relatividad y la de la relatividad especial de Einstein.

De momento tenemos claro que la masa viaja en un espacio-tiempo tetradimensional; es decir, que espacio y tiempo son una misma cosa porque el tiempo solo es otra dimensión geométrica, la cuarta. Que este espacio-tiempo es susceptible a curvarse por efecto de la gravitación. Es decir, la masa es la que determina el espacio y el tiempo en el que se mueve. Que, en teoría, un impulso tensor de energía puede curvar tanto la estructura del tejido espacio-tiempo como para “romperla”. Entonces, por esa rasgadura, ese agujero negro, sería posible que la masa (todo objeto o ser físico) accediera al viaje en el tiempo a la inversa. Y también a universos paralelos.

Ya John Von Neumann, físico que realizó grandes aportes a la teoría cuántica, se inclina por la existencia de un objeto no-físico, no-masa, que de por sí puede acceder a los distintos planos del multiverso y al viaje en el tiempo: la conciencia.

Y Hugh Everett, el creador de la teoría del multiverso, señala que hay dos posibilidades:
Una, que el universo se “desdoble” en ciertos puntos, y en cada uno de estos desdoblamientos, haya posibilidades diferentes.
Otra, que de por sí existen estos universos paralelos, solo que no tenemos como observar lo que en ellos ocurre. Pero que es posible que un mismo objeto físico (masa) exista en todos ellos.

Suyo también es el principio de simultaneidad dimensional, que afirma que varios objetos físicos, realidades, y objetos no-físicos (conciencia), pueden coexistir en el mismo espacio-tiempo.

Interesante, ¿no? la literatura y la cinematografía sin duda han explorado y explotado estas teorías.

Yo hago lo propio, dejando abierta la interpretación de mi relato breve. ¿Transtorno disociativo de la identidad? ¿Viaje de la conciencia (objeto no-físico) de la protagonista a otros espacios-tiempos? ¿O incluso su viaje físico a un universo paralelo a partir del desdoblamiento del suyo? Hay muchas formas de ver una sola cosa, ¿verdad?

Mi ilustración del ojo abierto enmedio de la oscuridad es una representación de la conciencia, y claro, tiene tintes amarillos, como cuenta la historia que la(s) protagonista(s) tiene(n) los suyos.
Está realizada con técnicas mixtas. Acuarela, acrílico, aerógrafo, y bolígrafo y marcador indeleble. Fue toda una “repentina” en la que usé cuanto a mano tenía. ¡Fue divertido!

From → Uncategorized

2 Comments
  1. En un tuit para el HT #aca140 escribí que en un cercano futuro los científicos y los artistas trabajaban en conjunto para resolver las preguntas que nos plantea el universo, estoy seguro de ello y creo que cada vez es mas cercano el momento en que eso suceda.
    Seria mucho mas enriquecedor que después de aprobar un examen sobre, digamos, la teoría de cuerdas, el maestro solicitara una obra artística derivada de estos conocimientos, saludos.

    • Sería excelente. Volver a ser como los hombres del renacimiento. Saber de arte y de ciencia a la vez. Como Da Vinci. O como Goethe, escritor del romanticismo.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: